Los pingüinos emperadores (Aptenodytes forsteri) que viven en la Antártida están en peligro. La segunda colonia más grande de esta especie ha colapsado, luego de que una gigantesca plataforma de hielo se derrumbó y ahogó a miles de sus crías.

El British Antartic Survey (BAS) fue el primero en informar sobre la catástrofe en la colonia de Halley Bay, la cual en el algún momento representó casi el 10 por ciento de la población total de pingüinos emperadores en el mundo. Según los investigadores, la colonia de pingüinos emperador de esta zona del Mar de Weddell ha experimentado tres años continuos de fracaso reproductivo casi total.

Una serie de tormentas que cayeron sobre el Mar de Weddell en septiembre de 2015, destruyeron el hielo marino de la zona, lo que produjo un ahogo masivo de crías de pingüino emperador en el año 2016. En los años siguientes, las tormentas se repitieron, reduciendo la población de crías de pingüino a la colonia que actualmente hace vida en Halley Bay. Los investigadores aseguran que este fracaso reproductivo no tiene precedentes en la ficha histórica de la especie. A través de un comunicado, el BAS explicó:

Durante los últimos 60 años, las condiciones del hielo marino en el sitio de Halley Bay han sido estables y confiables. Pero en 2016, después de un período de clima anormalmente tormentoso, el hielo marino se rompió en octubre, mucho antes de que cualquier pollito emperador hubiera huido. Este patrón se repitió en 2017 y nuevamente en 2018, y condujo a la muerte de casi todas las crías en el sitio cada temporada.

De manera curiosa, la colonia Dawson-Lambton, cercana a la de Halley Bay, ha experimentado un crecimiento progresivo de su población en el mismo período de 3 años. Los expertos consideran que esto se debe a que los pingüinos emperadores de Halley Bay han emigrado para evitar correr con la misma suerte de sus crías. El resto se mantiene en Halley Bar, pero sin éxito reproductivo.

A pesar de que la población inmigrante de Dawson-Lambton es mucho más baja que la población original de Halley Bay, los investigadores ven en la emigración de estos pingüinos una realidad prometedora para fines de preservación de la especie. Por su parte, los expertos no han encontrado evidencia de que las condiciones del hielo del mar en Halley Bay se deba al cambio climático, pero sin duda es un hecho sin precedentes que revela cómo podrían sobrevivir estos animales durante las próximas décadas ante el calentamiento global.

Referencia: Emperors on thin ice: three years of breeding failure at Halley Bay. Peter T. Fretwell and Philip N. Trathan. Antarctic Science, Published online: 25 April 2019. DOI: https://doi.org/10.1017/S0954102019000099