Un acreedor llevó a la casa de cambio London Block Exchange (LBX) a la corte en un intento por cerrarla y poder cobrar su deuda.

Algunas personalidades de la comunidad de las criptomonedas han señalado que LBX es actualmente insolvente y debía a los acreedores “millones”, y que ni siquiera le ha pagado al personal desde el año pasado.

En este sentido, el bufete de abogados Squire Patton Boggs presentó la petición de liquidación a LBX el 19 de marzo en el Tribunal Superior de Justicia de Londres. “Presentamos una petición de liquidación contra la compañía como un asunto de registro público para una deuda que se nos debe. En esta etapa, debido a los litigios en curso, no es apropiado que diga nada más“, dijo Russell Hill, socio de Squire Patton Boggs.

Una audiencia sobre el caso está programada para este martes 30 de abril, según el CEO de LBX, Benjamin Dives. Por lo general, un acreedor le pide a un abogado que liquide a la compañía deudora para recuperar su dinero o para evitar que la compañía siga contrayendo deudas.

La Ley de Reino Unido estipula que se puede hacer una petición de liquidación a cualquier acreedor con deudas de más de £ 750 libras esterlinas. Lo cual, en última instancia, pudiera significar que los directores de la firma podrían enfrentar la responsabilidad personal de las deudas si no actúan rápidamente.

Pero Dives asegura que su deuda con Squire Patton Boggs es de solo £ 9,900 (alrededor de $ 12,787), ya que este último redactó los términos y condiciones para el sitio web de LBX y proporcionó algunos otros servicios legales, pero LBX no pagó las facturas a tiempo por lo que el bufete de abogados se enojó y exigió una tarifa más alta, agregó Dives.

Estamos recibiendo llamadas de personas que piensan que estamos saliendo del negocio, pero no vamos a la liquidación“, dijo Dives, dejando en claro que piensa que la corte decidirá a su favor.