Foto: Reuters

El CEO de Tesla Inc., Elon Musk, y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de EE.UU, han presentado un acuerdo ante un tribunal con el objetivo de resolver una disputa que data de hace un año sobre los mensajes emitidos por el ejecutivo a través de su cuenta de Twitter.

Según The New York Times (NYT), el acuerdo incluye una lista de temas para los cuales Musk debe obtener aprobación de un abogado especialista en valores antes de comentarlos en sus redes sociales. Entre los temas que Musk no puede tocar “libremente” destacan el estado financiero de Tesla, las propuestas de adquisición y las decisiones legales que no han sido publicadas.

Asimismo, la SEC dijo a Musk que debía ser cuidadoso con sus comentarios sobre otros temas que no están en la lista, ya que la institución permanecerá vigilante de la actividad del magnate. En caso de que el acuerdo sea aprobado definitivamente, se eliminarían los intentos del regulador para mantener a Musk en desacato ante el tribunal por romper el acuerdo alcanzado anteriormente.

Rumores de la posible live-action de 'Hercules' inunda Twitter

El acuerdo fue redactado como parte de una orden de la jueza Alison Nathan, del Tribunal Federal de Distrito de Manhattan emitida a principios de este mes. De concretarse el trato, el multimillonario se salvaría nuevamente de un incidente legal más grave tras sus comentarios públicos. Uno de los tweets más polémicos de Musk se publicó en febrero de este año, cuando el CEO dijo que Tesla produciría al menos 500,000 coches en 2019. Posteriormente, Musk se retractó de su comentario, y dijo que la compañía entregaría 400,000 coches este año.

La primera vez que la SEC llevó a Musk ante un tribunal fue en 2017, cuando la agencia acusó al ejecutivo por presunto fraude, después de que Musk publicó un tweet sobre el financiamiento privado de la compañía. Precisamente el acuerdo presentado hoy busca que Musk obtenga aprobación previa para emitir este tipo de comentarios.

Más en TekCrispy