El día de hoy se ha publicado un estudio en el que se muestra que los usuarios de WhatsApp en España están siendo víctimas de desinformación y cualquier cantidad de noticias falsas antes de las elecciones en España.

Esta información fue publicada por el movimiento mundial de ciudadanos Avaaz, quienes se encargan de controlar la libertad de elección y la desinformación.

WhatsApp como medio

De acuerdo a la fuente, este estudio encontró que 9,6 millones de votantes españoles recibieron algún tipo de contenido manipulador a través del sistema de mensajería.

Una cifra que no solo es alarmante, sino que además supera la cantidad de contenido similar que ha sido dirigido a los usuarios desde la red social también propiedad de Mark Zuckerberg, Facebook.

Un informe alarmante

Christoph Schott, director de la campaña de Avaaz ha mencionado que WhatsApp ha sido una excelente herramienta para unir a las familias, sin embargo, poco a poco se ha estado convirtiendo en una “red oscura” donde “las mentiras, el odio se vuelven virales”.

Además de ello, Schott destaca que este informe es una advertencia para todos los ciudadanos españoles, pues en base a su criterio “en las elecciones españolas podrían suceder lo mismo que en los Estados Unidos y Brasil”.

Difusión de datos

Dentro de este informe se han encontrado una serie de noticias falsas donde el 43% son mensajes anti-izquierda, un 14% contra los inmigrantes, un 10% anti-LGTBQ o antifeministas, un 25% implican contenido falso o de odio, y un 8% incluye los memes paródicos.

Verificación de hechos

Asimismo, el director ha mencionado que WhatsApp debe advertir de forma inmediata a todos sus usuarios sobre la difusión de noticias falsas y la desinformación que se vive actualmente en España a través de este sistema de mensajería cuyo porcentaje de uso en ese país es del 89%.

A su vez pidió a la red social intensificar su cooperación con los verificadores de hechos independientes para que ayuden a mitigar esta desinformación que pone en riesgo las elecciones libres de España.