El día de ayer, se conoció que el nuevo navegador Edge de Microsoft basado en Chromium había dejado de funcionar repentinamente en la plataforma Meet de Google. En este sentido, los usuarios que querían unirse a una reunión en la herramienta recibieron un mensaje que decía: “Meet no funciona en su navegador”, y ofrecía enlaces de descarga para Mozilla Firefox y Google Chrome.

Varios sitios web de tecnología atribuyeron el problema al hecho de que se están llevando a cabo las primeras pruebas del nuevo Edge, porque a fin de cuentas, la idea de realizar estas pruebas es identificar cualquier fallo. Por otra parte, se especuló en torno a la posibilidad de que Google haya modificado recientemente la aplicación Meet para impedir su correcto uso en Edge.

Sin embargo, Google declaró hoy a The Verge que no ha realizado ningún tipo de modificación con el objetivo de bloquear intencionalmente a Edge. De hecho, la compañía dijo que la plataforma Meet solo permite una pequeña lista de navegadores web, entre los cuales no estaba incluido Microsoft Edge.

Asimismo, Google dijo que la versión anterior de Edge aún utiliza el agente de usuario de Chrome, y que las versiones posteriores del navegador de Microsoft si utilizan el agente correcto, razón por la cual fue bloqueado el acceso. Un portavoz del gigante tecnológico dijo al sitio web:

Consideramos que la mayor adopción de Chromium y WebRTC es positiva para toda la industria de las Comunicaciones Unificadas (…) Con el lanzamiento reciente de las vistas previas para desarrolladores de Edge, estamos encantados de poder ofrecer una nueva experiencia de vista previa de Hangouts Meet, y planeamos brindarle soporte oficial una vez que esté disponible de forma general.

La conclusión que nos deja esta declaración es que Google no cuenta con una lista de bloqueo para Meet, y en vez de ello dispone de una lista de permisos donde el nuevo Edge no tiene privilegios. La buena noticia es que la compañía planea apoyar la compatibilidad total de su herramienta de reuniones con el nuevo navegador de Microsoft, dejando de un lado las opiniones fatalistas sobre un posible bloqueo intencional.