Actualmente, en las redes sociales abundan bots y aplicaciones capaces de generar “Me gusta”, reacciones y hasta crear seguidores falsos en redes sociales, sin embargo, esta práctica es penalizada y aunque las plataformas como Instagram utilizan herramientas para bloquear y anular estas acciones, existen empresas que usan otras estrategias para saltarse estas restricciones. Tal es el caso de una compañía en Nueva Zelanda que está siendo demandada por Facebook por incumplir los “Términos de uso” de Instagram.

Facebook anunció en su blog que está demandando a la compañía Social Media Series Limited por vender un proceso automatizado para generar “likes”, seguidores y reacciones falsas en Instagram, aún después de que la compañía les enviara varias advertencias, señalan en la publicación.

La empresa oriunda de Nueva Zelanda, se encuentra detrás de las plataformas Likesocial.co e IGFamous.net, conocidas por proveer bots que generan miles de “Me gusta”, reacciones y cuentas falsas en Instagram.

La plataforma de Mark Zuckerberg alega que la compañía está violando los términos de uso de la red social Instagram, además de violar la Ley de abuso y fraude informático (CFAA), ya que utilizan bots que pueden aumentar el número de seguidores de una cuenta de manera automática e ilegal.

Los demandados operaban un servicio que proporcionaba “me gusta”, vistas y seguidores falsos a los usuarios de Instagram. La queja alega que la compañía y los individuos usaron diferentes compañías y sitios web para vender servicios de participación falsa a usuarios de Instagram.

Prácticas ilegales en Instagram

La compañía de Mark Zuckerberg explica que los demandados: “enviaron … comandos a las computadoras de Facebook e Instagram para manipular el servicio de Instagram, inflando cuentas fraudulentamente”.

Además, afirman que antes de la demanda enviaron varias advertencias a las personas detrás de la compañía, e incluso bloquearon varios bots. Sin embargo, los demandandos cambiaron de nombre y crearon sitios ilegales que funcionaban hasta ahora.

Básicamente estas plataformas permiten a los usuarios comprar entre 50 y 2.000 “me gusta” falsos para Instagram por un costo que va desde los USD$10 y los USD $99 por semana. Likesocial.co, es una de las más conocidas y de acuerdo con Facebook “usó una red de bots y cuentas de Instagram que controlaban millones de me gusta a sus clientes”. La plataforma afirma que esta práctica le generó ganancias valoradas en USD $ 9.4 millones.

Facebook y su lucha por combatir los seguidores falsos

Como todos sabemos, varias cuentas en redes sociales acuden a este tipo de plataformas o aplicaciones para inflar su número de seguidores y de alguna manera crear un perfil “confiable”, que podría ser usado para otras prácticas como acoso o estafas en las redes sociales. Sin embargo, esto está penalizado al nivel de ser llevado a tribunales como lo está haciendo Facebook.

De hecho, hace pocos meses se conoció que estas ventas de seguidores falsos se prohibió en la ciudad de Nueva York, después de que una plataforma fue descubierta vendiendo bots a compañías para inflar sus cifras de seguidores, generándole millones de dólares a la empresa.

Por su parte, Facebook se encuentra realizando esfuerzos por “por proteger a las personas y prevenir comportamientos no auténticos”. El mes pasado, la plataforma reportó haber eliminado varias compañías chinas que incurrían en estas prácticas ilegales.