Una investigación dirigida por la Universidad de Rutgers ha revelado que las abejas silvestres machos y hembras suelen frecuentar flores muy diferentes para conseguir alimento. Los investigadores consideran que este hallazgo podría ser importante para futuros trabajos de conservación, a medida que obtienen una mejor comprensión de las características que hacen a las flores atractivas para diversos tipos de abejas.

Según Michael Roswell, estudiante de doctorado en Rutgers y autor principal del estudio, la alimentación de las abejas hembras y machos de una misma especie puede ser tan distinta como la dieta de otras especies de abejas.

Roswell comenzó a probar hace 5 años la preferencia de diversos tipos de flores por parte de abejas machos y hembras. Esto ocurrió luego de que los miembros del Winfree Lab desarrollaron un hábitat para los polinizadores, y notaron que algunas especies de flores eran de la preferencia de las abejas macho, mientras que otras eran populares entre las hembras. Allí nació la idea de hacer una primera investigación para probar si los machos y las hembras frecuentaban flores diferentes.

De las 400 especies de abejas silvestres que hacen vida en Nueva Jersey, Roswell y su equipo recolectaron casi 19,000 abejas de 152 especies. Posteriormente, las abejas se dirigieron a 109 especies de flores en 6 hábitats seminaturales con amplia diversidad de flores, mayormente nativas y que generalmente atraen a los polinizadores.

Cuatro abejas infectan el ojo de una mujer tras quedar atrapadas y alimentarse de sus lágrimas

Aunque las abejas hembras tienden a ser más dominantes porque emplean más tiempo en la búsqueda de flores, ambos sexos son importantes en la labor de polinización. Antes del acto de apareamiento, los machos de varias especies se dirigen a la zona donde nacieron. En este sentido, es posible que su preferencia por algunas flores se deba a esta conexión natal.

En todo caso, los patrones de preferencia siguen siendo una intriga para los investigadores. Las abejas macho evitan frecuentar ciertas familias de flores, además de tener menos interés por aquellas especies de plantas que producen polen, el cual es recolectado en mayor medida por las hembras. Con respecto a este comportamiento, los investigadores consideran que puede contribuir a identificar correctamente las flores para la polinización y así mejorar la conversación de estos insectos.

Referencia: Male and female bees show large differences in floral preference. Michael Roswell, Jonathan Dushoff, Rachael Winfree. Plos One. April 24, 2019. DOI: 10.1371 / journal.pone.0214909

Más en TekCrispy