Frecuentemente, los expertos en tecnología se ven atrapados por predicciones fatales y pesimistas sobre el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA). La creencia popular afirma que “el miedo vende”, y a decir verdad, esto luce bastante cierto cuando de tecnologías disruptivas se habla.

Las cosas más saludables de la vida se presentan de manera “equilibrada” y, en este sentido, no es conveniente centrarnos únicamente en los aspectos negativos de la IA porque esto puede dejar a un lado el increíble potencial positivo que tienen las máquinas inteligentes.

Hasta ahora, hemos visto cómo esta tecnología tiene la capacidad de transformar el sector de la salud, la educación, la vida corporativa e incluso la seguridad informática. De hecho, el desarrollo progresivo de redes neuronales y el aprendizaje automático está sembrando un precedente para la creación de nuevas actividades económicas que antes eran impensables.

Si bien aspectos negativos de la IA, como el desarrollo de robots asesinos, suponen una gran amenaza para la humanidad, tener miedo no es suficiente. En vez de ello, los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), han propuesto crear un enfoque multidisciplinario para estudiar algoritmos de IA.

Intel utiliza métodos de aprendizaje por refuerzo para acelerar la capacitación de IA

Bajo el nombre “Comportamiento de la máquina”, el nuevo campo de estudio permitiría abordar todas las inquietudes y preocupaciones que se generan a partir de esta tecnología, desde el sesgo de los robots hasta ser sustituidos por máquinas en nuestros puestos de trabajo. Este campo de estudio analizaría la evolución de la IA y determinaría su verdadero significado para la humanidad.

A través de un artículo de investigación publicado esta semana, los expertos del MIT afirmaron que la creación de este nuevo campo de estudio exige la unión y el esfuerzo de todos los sectores que crean sistemas de IA. Finalmente, los investigadores solicitaron estudiar el funcionamiento de los algoritmos de aprendizaje automático, además de la forma en que se ven afectados y cómo influyen en su entorno. Los coches autónomos y el desarrollo de armas robóticas supondrían las principales preocupaciones del nuevo campo de estudio.

Más en TekCrispy