Foto: BBC

La Oficina del Comisionado de Privacidad (OPC, por sus siglas en inglés) de Canadá, ha anunciado que Facebook rompió la ley de privacidad local con el escándalo de Cambridge Analytica. A través de un comunicado, el organismo dijo que tras una investigación que duró un año, encontró que Facebook no obtuvo un “consentimiento significativo” por parte de los usuarios que participaron en la app que obtuvo datos de millones de personas en todo el mundo.

La investigación se llevó a cabo con la OPC de la Columbia Británica, y revela además que las garantías ofrecidas por Facebook para proteger a los usuarios fueron inadecuadas y que no se informó debidamente cómo se utilizaría la información personal. En este sentido, Daniel Therrien, comisionado de privacidad de Canadá, afirmó:

La negativa de Facebook a actuar responsablemente es profundamente preocupante dada la gran cantidad de información personal confidencial que los usuarios han confiado a esta compañía (…) Su marco de privacidad estaba vacío, y sus términos vagos eran tan elásticos que no eran significativos para la protección de la privacidad.

La OPC reveló que debido a la violación de privacidad, de las 87 millones de personas que se vieron afectadas, al menos 600,000 eran usuarios canadienses. Entre otras acusaciones, la institución afirma que Facebook no supervisó adecuadamente el acceso de las apps de terceros a su plataforma, por lo que incurrió en un comportamiento “irresponsable”. Asimismo, el comunicado revela que cuando se le pidió a la compañía que se sometiera a varias auditorías, Facebook se negó.

Por estos motivos, los reguladores ahora quieren llevar sus acusaciones ante un tribunal federal en Canadá, donde solicitarán una orden para que Facebook modifique sus reglas de privacidad. Además, solicitarán que se les impida a las compañías de tecnología rechazar las conclusiones legales de cualquier informe oficial como el que ha publicado la OPC hoy.