Un nuevo informe revela que WhatsApp, a pesar de los intentos de reprimir el contenido inapropiado, sigue siendo una fuente de distribución de videos de abuso infantil en India.

Esta investigación que duró un par de semanas fue realizada por Cyber ​​Peace Foundation (CPF), un grupo de expertos sobre políticas y seguridad cibernética en Nueva Delhi, India.

La investigación

De acuerdo con la fuente, los expertos realizaron una investigación a fondo sobre todo el contenido que es distribuido a través de WhatsApp, el cuál arrojó un detalle importante.

Pues, según detalla Nitish Chandan, especialista en ciberseguridad y gerente de proyectos de CPF, a través de este estudio descubrieron que varios grupos distribuyen videos y contenido sobre abuso sexual infantil, solicitando a los miembros que utilicen enlaces de invitación.

Una invitación

Esta funcionalidad sirve como puente para entrar en contacto con estas personas, y luego pedirles que se unan a un grupo más privado por medio de un número virtual.

Chadan menciona que estos grupos fueron identificados a través de un WhatsApp de terceros, y que este proceso se realiza con la finalidad de evitar la detección por parte de las autoridades.

WhatsApp como fuente de distribución

WhatsApp desde hace un tiempo se ha visto incluida en este tipo de escándalos relacionados no solo con la divulgación de abuso sexual infantil, sino de contenido violento y fake news, que casi le cuestan una demanda por parte del gobierno de India.

Video Duplicate Finder reconoce el contenido de los videos para eliminar duplicados

Sin embargo, la divulgación de contenido sexual infantil es uno de los casos más preocupante, de hecho, una investigación anterior de la CPF desveló que al menos 50 grupos de WhatsApp eran utilizados para compartir contenido de este tipo en India.

Mientras que otra investigación de TechCrunch realizada finales de diciembre pasado reveló que las aplicaciones de terceros incluyen secciones de ‘Adultos’ a través de las cuales se realiza el intercambio de imágenes de explotación infantil.

Aún falta mucho

Aunque WhatsApp ha estado trabajando para erradicar este tipo de contenido y los relacionados con la difusión de noticias falsas, discursos de odio y otras formas de contenido sexualmente explícito, de su plataforma, esta sigue siendo una plataforma activamente explotada por lo que aún falta mucho por hacer.

La plataforma aprovecha la tecnología PhotoDNA de Microsoft para escanear proactivamente las fotos de perfil de usuario en busca de coincidencias para prohibir el acceso y divulgación de pornografía infantil, pero uno de los factores que más dificulta este proceso de descubrimiento, es precisamente su característica de cifrado.

Y aunque los investigadores señalan que se puede hacer aún más y usar herramientas para combatir de manera efectiva este tipo de contenido, las fake news y el contenido abusivo parecen ser la piedra en el zapato no solo de WhatsApp, sino de otras plataformas como Facebook y Twitter.

Más en TekCrispy