CasarsaGuru / iStock / Getty Images Plus Vía: Curiosity

Existe un mundo en el que aún hay personas que deciden masacrar un plato de pasta al quebrar por la mitad un puñado de spaghetti antes de cocinarlos. Estas personas –no muy apreciadas por los italianos amantes de la comida y de la tradición– tienden a encontrar que cuando los quiebran, estos fideos nunca se parten exactamente a la mitad, sino en tres y hasta cuatro partes.

La razón por la que esto sucede tiene que ver con la física y ha sido estudiado por científicos de renombre, incluyendo el ganador del Premio Nobel de Física, Richard Feynman. Entre varios estudios realizados para hallar la respuesta al por qué el spaghetti siempre termina partiéndose en más de dos partes, dos científicos franceses encontraron en 2005 que si se trataba a estos fideos como varillas quebradizas quizás podrían lograr la difícil tarea.

Cuando torcían un puñado de varillas tal como alguien haría para partir spaghetti sí se quebraba a la mitad, pero después del primer quiebre, las demás piezas volvían a enderezarse, creando una serie de ondas de flexión que provocaban que se quebraran en más piezas.

Sí es posible quebrar un puñado de spaghetti en dos, si aplicas la física

Si tratas de partir un puñado de spaghetti en dos partes, verás que termina partiéndose en más piezas. Esto tiene solución si aplicas algunos cálculos físicos.

Más adelante, en 2018, un grupo de investigadores del MIT descubrió que era posible desafiar estas ondas de flexión si se aplicaba una especie de fuerza de torsión a los fideos. No obstante, esto comenzó como una teoría que debían demostrar, y para ello construyeron una máquina que les permitiría aplicar la misma cantidad de fuerza a un fideo. Tras pruebas y miles de fideos partidos en varias piezas, encontraron que, si se torcía un poco el fideo y se le aplicaba la misma fuerza, eventualmente terminaría por quebrarse exitosamente por la mitad.

Sin embargo, para lograrlo se necesitan algunos cálculos exactos. De acuerdo con los investigadores, si se toma un puñado de spaghetti, se tuerce a 270 grados y se doblan las puntas a 3 milímetros por segundo, se partiría exactamente a la mitad. Esto se logró gracias a que la torsión que se le aplicó al grupo de fideos antes de quebrarlos logró contrarrestar el efecto de las ondas de flexión.

Registra tus hábitos alimenticios con una fotografía desde Bitesnap

Y no solo quedó en papel, los científicos grabaron el experimento para demostrar que, en efecto, la técnica sí funciona:

Simplemente no quiebres el spaghetti antes de cocinarlo

La manera tradicional de comer spaghetti es enrollándolo en un tenedor. Al cortarla antes de su cocción, esta técnica resulta imposible, haciendo que comerla sea un verdadero desastre.

Dejando la física a un lado, partir la pasta antes de cocinarla es un acto que podría considerarse como un insulto a la comida en Italia. Si bien se trata de una costumbre que muchas personas tienen arraigadas alrededor del mundo, no es algo que se deba hacer pues hace que este plato pierda toda su gracia, e incluso –según dicen algunos puristas– su textura y sabor.

La chef Carolina Garofani explicó a través de post en Medium por qué está mal partir la pasta en el que básicamente la razón principal por la cual no se debe hacer es por la manera en que se debe comer el spaghetti.

Tradicionalmente, la forma correcta de comer spaghetti es enrollándolo con el tenedor de manera uniforme para evitar que la salsa se derrame y de esta manera no hacer tanto desorden. Al cortar la pasta, se hace imposible enrollar la pasta, haciendo que el plato sea un completo desastre.

A diferencia de las culturas asiáticas donde los fideos se sorben haciendo ruido –y no resulta de mala educación–, en la cultura italiana es todo lo contrario. Es por ello que cortar la pasta no está bien visto, tal como resultaría clavar un tenedor a un rollo de sushi.

Y si no quieres enrollar el spaghetti, la pasta corta sería una mejor opción y más fácil que puedes preparar y comer sin aplicar principios físicos.

Referencias: 

  1. Controlling fracture cascades through twisting and quenching: https://www.pnas.org/content/115/35/8665
  2. Fragmentation of Rods by Cascading Cracks: Why Spaghetti Does Not Break in Half: https://journals.aps.org/prl/abstract/10.1103/PhysRevLett.95.095505

Más en TekCrispy