La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) junto a otras organizaciones relacionadas, celebran el 23 de abril el Día Mundial del Libro como una ocasión para promover la alegría de los libros y el arte de leer.

Esta fecha fue elegida para rendir homenaje a grandes figuras literarias, entre ellas William Shakespeare, Miguel de Cervantes y Garcilaso de la Vega, reconocidos escritores que murieron en este día.

¿Quiénes son las geishas y por qué están desapareciendo?

Una celebración especial

El Día Mundial del Libro se celebra en todo el mundo para reconocer el alcance de los libros, los cuales se consideran como un vínculo entre el pasado y el futuro, un puente entre culturas y generaciones.

En este día abundan las ventas callejeras de libros, conciertos, presentaciones teatrales y todo tipo de celebraciones.

En este día, la UNESCO y las organizaciones que representan a editores, libreros y bibliotecas seleccionan la Capital Mundial del Libro por un año para mantener las celebraciones de los libros y la lectura. Para este año, Sharjah, en Emiratos Árabes Unidos, ha sido declarada como la Capital Mundial del Libro, la cual será precedida por Kuala Lumpur, Malasia en el año 2020.

A lo largo de este día, se propone defender los libros y celebrar la creatividad, la diversidad y la igualdad de acceso al conocimiento.

Esta fecha se ha convertido en una plataforma para personas de todo el mundo y especialmente para las partes interesadas de la industria del libro, para promover la alfabetización y ayudar a todos a tener acceso a recursos educativos.

Regalando rosas

Si bien el Día Mundial del Libro se celebra a nivel global desde el año 1995, en algunas regiones es una tradición mucho más antigua. Probablemente no haya una localidad donde este día se celebre con tanto entusiasmo como en Cataluña, España, donde se celebra con libros y rosas.

Según la leyenda, de la sangre del dragón nació un rosal del cual el caballero tomo una flor y se la dio a su amada, dando inicio a la tradición de regalar flores este día.

Para los catalanes hay mucho que celebrar en esa fecha. Por un lado, es el día de Sant Jordi (San Jorge), el santo patrono de Cataluña. De acuerdo con la leyenda, Sant Jordi fue un caballero que salvó a su princesa –y a la ciudad– de un temible y muy hambriento dragón.

¿Los libros ilustrados introducen a los niños en la política?

El caballero mató al dragón y de su sangre creció un arbusto de brillantes rosas rojas. Sant Jordi le regaló la más bella de las flores a la princesa como muestra de su amor, y desde entonces los catalanes han estado haciendo lo mismo con sus seres queridos.

Así que el día de Sant Jordi, que coincide con la celebración del Día del Libro, es como el día de los enamorados para los catalanes. Es por ello la costumbre de regalar libros y rosas en este día, una tradición que nació en Cataluña pero que con el tiempo se ha extendido a otras regiones y países.

Referencia: World Book and Copyright Day. UNESCO, 2019. https://bit.ly/2HD4nPj

Más en TekCrispy