A principios de este año, se dio a conocer que el campo magnético de la Tierra se estaba moviendo de manera inesperada, desplazándose desde Canadá hacia Siberia más rápido de lo que debería, y no se sabía exactamente por qué.

El repentino cambio en la posición del polo norte magnético obligó a los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) a hacer una actualización no programada del modelo del Mapa Magnético Mundial: el sistema utilizado en todo el mundo para garantizar la precisión del posicionamiento en sistemas como el GPS y la navegación de aeronaves.

La Zona Habitable nos presenta un nuevo Exoplaneta que podría contener agua

Origen desconocido

El polo norte magnético está siempre en movimiento, pero los cambios de posición son generalmente bastante estable. El cambio inesperado podría estar relacionado con un extraño fenómeno descubierto en 1978 conocido como “tirones geomagnéticos”, los cuales se caracterizan por la aceleración repentina e inesperada del campo magnético a intervalos particularmente aleatorios.

Esta representación del núcleo de la Tierra muestra cómo las ondas turbulentas (rojo y azul) retuercen las líneas del campo magnético del planeta (naranja), lo que se conoce como tirón geomagnético.

En total, durante el último medio siglo, los científicos han registrado diez eventos de este tipo, cuyo impacto en la fuerza del campo magnético del planeta y en la migración de los polos, sigue siendo objeto de controversia entre los geólogos.

Si bien estas sacudidas magnéticas se conocen desde hace tiempo, los mecanismos que subyacen a este fenómeno han permanecido como un enigma. En este sentido, una dupla de investigadores creó un modelo computacional para estudiar estos tirones geomagnéticos y de ese modo esclarecer 40 años de misterio.

Recreando condiciones

El campo magnético de la Tierra es producido por el núcleo metálico del planeta. Los movimientos dentro del núcleo causan variaciones al campo, lo cual podría producirse por una convección lenta en escalas de tiempo prolongadas, o por ondas hidromagnéticas “rápidas” que se pueden ver en unos pocos años. Se cree que los tirones geomagnéticos son el resultado del segundo tipo de movimiento.

Recientemente se anunció que el campo magnético de la Tierra se estaba moviendo rápida e inesperadamente.

Para el estudio, los investigadores recrearon las condiciones que se creía que existían en el núcleo de la Tierra, y luego dejaron que la computadora llevara a cabo lo que serían cuatro millones de horas de cálculos. A partir de esto, los científicos pudieron reproducir las condiciones que tienen lugar antes de producirse un tirón geomagnético.

¿Es errónea la teoría sobre el clima de la Tierra en los últimos 15 millones de años?

El modelo reveló que las sacudidas surgen cuando se emiten ondas hidromagnéticas en el núcleo interno. Estas turbulentas ondas se amplifican a medida que suben a la superficie del núcleo, creando perturbaciones que encajan con lo observado durante los tirones geomagnéticos.

Los autores del estudio esperan que los resultados de sus cálculos, así como el modelo informático desarrollado, ayuden a establecer con precisión el papel que desempeñan las tirones geomagnéticos en la evolución del campo magnético de la Tierra y en el desplazamiento de sus polos.

Referencia: Geomagnetic jerks and rapid hydromagnetic waves focusing at Earth’s core Surface. Nature Geoscience, 2019. https://doi.org/10.1038/s41561-019-0355-1

Más en TekCrispy