Una encuesta realizada por la Korea Financial Investors Protection Foundation, una organización sin fines de lucro con sede en Corea del Sur, ha revelado que los nuevos inversores surcoreanos de criptomonedas han invertido en promedio US$ 6,000 en estos activos, mientras que los inversionistas mayores de 50 años invierten alrededor de US$ 11,000.

Según Arirang Daily News, la encuesta fue realizada en 2018 e incluyó la participación de 2,500 personas adultas, de las cuales el 7.4% aseguró que poseían alguna cantidad de criptomonedas. El medio reveló que esta cifra supera en 1% a lo registrado en diciembre de 2017, cuando el Bitcoin (BTC) alcanzó su máximo histórico de US$ 20,000 por unidad.

Teniendo en cuenta que esta encuesta se realizó en diciembre de 2018, cuando el BTC tenía un valor aproximado de US$ 3,200, es evidente que el entusiasmo de los usuarios no ha disminuido en más de un año a pesar de la tendencia bajista del mercado. Al momento de escribir esta nota, el BTC tiene un valor de US$ 5,386, luego de haber crecido un 2 por ciento en las últimas 24 horas.

Funcionarios europeos solicitan revisar el plan de Facebook para lanzar su criptomoneda

Una de las cifras más interesantes que arrojó esta encuesta es la inversión promedio por persona en Corea del Sur, la cual aumentó hasta en un 64 por ciento con respecto al 2017, y se ubicó en US$ 6,097 invertidos por persona. Ahora bien, de los inversionistas, quienes se arriesgaron más y pusieron más dinero fueron los mayores de 50 años, invirtiendo US$ 11,000 en promedio.

Como ya es usual en este tipo de encuestas, los participantes que no han invertido en criptomonedas dijeron que no tenían planes de hacerlo debido a sus preocupaciones por el riesgo de hackeos y la volatilidad de estos activos.

Más allá del evidente interés de los surcoreanos en las criptomonedas, las autoridades del país asiáticos han desplegado diversos esfuerzos por mantener a raya este mercado, y la mejor prueba de ello es la prohibición de las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs, por sus siglas en inglés) en el país. Sin embargo, el gobierno ha manifestado su intención de revisar las regulaciones para adaptarlas a la realidad actual del ecosistema de blockchain.

Más en TekCrispy