Si el episodio de ayer de ‘Game of Thrones’ te pareció algo aburrido y sin acción, quizás debas verlo nuevamente, pues estuvo cargado de momentos importantes, cierre de ciclos y una canción que puede decirnos mucho más de lo que pensamos.

En ‘A Knight of Seven Kingdoms’ o ‘Un caballero de los siete reinos’, el Segundo episodio de la última temporada de ‘Game of Thrones’ vimos en una escena que Podrick Payne –el fiel escudero y aprendiz de Brienne of Tarth– es un hombre de muchas virtudes, entre las que se incluye el canto.

En una reunión que bien podría ser la última de estos personajes, Tyrion pide que alguien cante una canción para amenizar un poco el momento, y entre tantos hombres rudos, Podrick se anima a cantar una triste melodía titulada ‘Jenny’s Song’ que podría contener una pista muy importante.

Los reyes que no están

Como bien sabemos, la música en ‘Game of Thrones’ tiene un papel muy importante, puesto que no solo sirve como acompañante de las escenas, sino que también está llena de significados que añaden valor a la historia. Así pudimos verlo con ‘Las lluvias de Castamere’, una canción pro Lannister que siempre anunciaba alguna victoria de esta casa sobre otra –como sucedió con La Boda Roja–.

En este caso, ‘Jennys Song’ o ‘Canción de Jenny’ no solo cuenta la leyenda de Jenny de Oldstones y su príncipe, Duncan Targaryen –el tatarabuelo de Dany–, sino que habla de un plot point muy importante en la saga y es nada menos que la profecía del Príncipe que fue Prometido.

Primero debemos revisar un poco el árbol genealógico de los Targaryen para conocer las bases de esta historia. Duncan Targaryen era hermano de Aerys Targaryen II, mejor conocido como ‘El Rey Loco’ y el padre de Daenerys, y era el verdadero heredero al Trono de Hierro, pues era el primero en la línea de sucesión. Aunque en los libros Duncan es en realidad el tío de Aerys II, lo importante de esta historia es que Duncan renunció a ocupar su lugar en el Trono por amor a Jenny de Oldstones.

¿Entonces ‘Jenny’s Song’ es una canción de amor entre Duncan y Jenny? No, es una canción bastante triste, pues habla sobre un amor que ya no está. La letra original solo abarca las dos primeras líneas, mientras que el resto fue añadido por David Benioff y D.B. Weiss para el show. Veámosla a continuación:

En lo alto de los salones de los reyes que ya no están

Jenny baila con sus fantasmas

Aquellos que ha perdido y los que ha encontrado

Y aquellos que más la han amado

Aquellos que no han estado por un largo tiempo

No puede recordar sus nombres

Dan vueltas sobre ella en la húmeda, fría piedra

Desvanecen su pena y dolor

Y nunca se quiso ir

Cuando se dicen que “baila con sus fantasmas” en “los salones de los reyes que ya no están” con “aquellos que más la amaron”, se refieren a la Tragedia de Summerhall –mencionada en los libros de George R.R. Martin–, en la que murieron muchas personas, entre ellas Duncan y Jenny, por un terrible incendio provocado por el rey Aegon en un intento por traer de vuelta a los dragones que se creían extintos.

George R.R. Martin confirma presencia de los Stark y White Walker en precuela de GOT

Una de las sobrevivientes fue una bruja del bosque, quien pide la canción a Arya en ‘Tormenta de espadas’, el tercer libro de la saga. Según se narra en los libros, esta mujer era acompañante de Jenny –es a quien lleva de compañía cuando la aceptan en la corte una vez casada con Duncan– y se cree que era parte de los Niños del Bosque. Aquí es cuando la historia se vuelve importante.

Una profecía con un príncipe prometido

Jon, cuyo verdadero nombre es Aegon Targaryen, hijo de Rhaegar Targaryen, es el legítimo heredero al Trono de Hierro. Pero, ¿abandonará su destino por su amor a Dany?

Esta hechicera reveló una profecía que sostenía que El Príncipe que fue Prometido vendría de la línea de sucesión entre el príncipe Aerys y la princesa Rhaella, la madre de Dany y Rhaegar. Como es del conocimiento de los fanáticos de ‘Game of Thrones’, la profecía de El Príncipe que fue Prometido habla sobre Azor Ahai, un héroe legendario en la literatura de la saga, renacería después de un largo verano para luchar contra los Otros cuando llegue la Larga Noche.

El hecho de que la escena de Podrick cantando ‘Jenny’s Song’ preceda la de la conversación de Dany y Jon donde este le cuenta que es Aegon Targaryen es una pista que podría significar que uno de los dos abandone su derecho al trono por amor, tal como lo hizo Duncan. Y si Jon es el legítimo heredero, su amor por Dany y sus inexistentes aspiraciones de convertirse en rey podrían hacerlo renunciar a su destino.

Aunque esto no está del todo claro, lo que sí sabemos es que tanta aparente calma durante este episodio nos está preparando para la gran batalla de esta temporada que el bando de los vivos debe ganar, o de lo contario, ya no habrá Trono de Hierro por el cual pelear.

La canción vuelve a sonar al final del episodio, durante los créditos, pero esta vez es la versión de Florence and The Machine, la cual compartimos a continuación:

Más en TekCrispy