Paulo Furquim de Azevedo, el expresidente del Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (Cade), publicó un informe técnico en el que señala que los bancos de Brasil cometieron un “ilícito antimonopolio” al cerrar las cuentas de los exchanges de criptomonedas.

El año  pasado, seis bancos brasileños que representan 94,4 por ciento del mercado financiero del país, cerraron las cuentas de diferentes plataformas de criptomonedas de manera unilateral. Las quejas presentadas por varios miembros de la Asociación Brasilera de Blockchain y Criptomonedas (ABCB) generaron una investigación liderada por el Consejo Administrativo para la Defensa Económica de Brasil (CADE).

A raíz de ello, Azevedo redactó una opinión técnica de 44 páginas que se incorporó a la investigación el 17 de abril de este año. En este, sostiene que la medida radical de los bancos en aquel momento perseguía su objetivo de mantener su posición dominante. Citando un extracto del informe:

“La conducta [de los bancos] de denegación de contratación tendría, por lo tanto, la facultad de reducir la competencia en la actividad de corretaje de criptomonedas (…) Como consecuencia, habría pérdida de presión competitiva que esta actividad potencialmente disruptiva podría ejercer sobre los servicios de intermediación financiera, con claro potencial lesivo a la competencia y al consumidor”.

En su documento, hace énfasis en que dichas compañías aún son dependientes del sistema bancario tradicional, puesto que las cuentas bancarias son elementos esenciales para sus operaciones:

“Aunque experimentan un fuerte crecimiento, los criptoactivos no poseen masa crítica suficiente para prescindir del sistema financiero convencional”.

Azevedo también asoma la posibilidad de que los bancos brasileños decidieran cancelar las cuentas para dificultar el desarrollo de las compañías de criptomonedas y de esta forma garantizar su ingreso en el mercado.

El argumento del expresidente del CADE no resulta tan difícil de creer, puesto que es un hecho que grandes instituciones bancarias han mostrado su interés por las criptomonedas, como JPMorgan.

Más en TekCrispy