Foto: Reuters

Esta mañana, al menos 200 personas murieron y otras 450 resultaron heridas luego de una serie de detonaciones de bombas que acabaron con varias y hoteles en Sri Lanka. Como respuesta a la acción terrorista, el gobierno de ese país ha prohibido el acceso a varias plataformas de redes sociales, incluyendo Facebook, Instagram, Viber, Facebook Messenger, YouTube y la app de mensajería WhatsApp.

Según la prensa local, las autoridades decretaron un toque de queda en toda la nación, mientras que la consejera de presidencia, Harindra Dassanayake,declaró a The New York Times que la decisión fue totalmente unilateral, y responde a los temores del gobierno de que se desencadene una ola desinformativa, de violencia y de odio luego de los ataques terroristas.

Por ahora, no se han revelado detalles sobre el momento en el que la prohibición se levantará, pero en todo caso, es una medida que cuenta con precedentes en Sri Lanka. El año pasado, una serie de acciones violentas se produjeron en las calles del país, producto de la desinformación y el discurso de odio promovido a través de Facebook. En ese momento, el Gobierno de Sri Lanka prohibió temporalmente las redes sociales.

Conducir bajo efectos del alcohol te hace más propenso a violencia extrema con armas

Asimismo, la prohibición llega en un momento negativo para Facebook y otras plataformas de redes sociales, que actualmente se enfrentan al escrutinio regulador por el mal manejo del contenido inapropiado, las noticias falsas y las publicaciones que incrementan la violencia en diversos países. Sin embargo, las medidas tomadas por estas empresas no han sido suficientes para frenar esta ola desinformativa.

A principios de este mes, un investigador de las Naciones Unidas aseguró que, pese a los esfuerzos significativos de Facebook para frenar el discurso de odio que fomenta el genocidio en Myanmar, los mismos son insuficientes. Quizá por ello, las autoridades de Sri Lanka no estén dispuestos a confiar en las acciones de las empresas de redes sociales para frenar este tipo de contenido, prohibiéndolas para evitar una nueva escalada de violencia.

Más en TekCrispy