Si buscas ser más activo físicamente tal vez tu respuesta pueda estar en adoptar a un perro. Un nuevo estudio ha determinado que tu perro podría ser el mejor entrenador personal que puedas tener por ser un gran motivador a tener más actividad física en exteriores.

Carri Westgarth condujo la encuesta en la que participaron 455 personas que no tenían perro, 191 dueños de perro y 46 niños, todos distribuidos en 385 hogares en West Cheshire, Reino Unido. Dentro de esta muestra, un grupo de 80 personas aceptaron utilizar un contador de pasos para evaluar cuánta actividad física registraban.

Es importante aclarar que el hecho de no tener perro no está ligado a menos actividad física, sino que es diferente de la que puede tener el dueño de un perro. De hecho, incluso podría llegar a superar la actividad de un dueño de perro, pues algunas actividades requieren mayor intensidad que puede verse limitada por el mejor amigo del hombre. Asimismo, la actividad de los dueños de perro podría ser simplemente pasear a su mascota, es decir, una actividad de baja intensidad.

El nivel de actividad física asociado a tener un perro puede variar culturalmente

En los hogares donde no hay grandes patios en los que los perros puedan jugar, sus dueños tienden a salir contra todo pronóstico para pasearlos.

Uno de los hallazgos de este estudio es que, si bien todos concuerdan en que los perros nos motivan a movernos más, los niveles de esta actividad podrían variar según el país. Por ejemplo, en estudios realizados en países como Japón y Australia se encontró que tener un perro incrementaba la actividad física y el bienestar en un 60 por ciento, mientras que en otros el porcentaje era menor.

En el caso de Reino Unido, la relación entre la actividad física y tener un perro tenía que ver con el entorno en el que viven las personas. Un estudio citado por esta investigación, entre el grupo de dueños de perros solo 27 por ciento registró un tiempo para ejercitarse de 150 minutos, frente a 64 por ciento restante.

El mercurio en la comida para perros podría no ser un riesgo

Para Westgarth, esto se debe a “diferencias culturales y climáticas”, colocando como ejemplo que, en el caso de Reino Unido, las personas no suelen tener “grandes patios donde los perros puedan ejercitarse” y que, por esta razón, aun teniendo mal clima, las personas igual salen a pasear con sus perros.

Los perros sí influyen en la actividad física de sus dueños

Los dueños de perros registraron cuatro veces más actividad física que los que no tenían perro.

La investigación tuvo como resultado que la actividad física de los dueños de perros fue cuatro veces mejor que la del grupo que no tenía perro y que, además, la diferencia estuvo más marcada en Reino Unido que en otros países. En los adultos con perros se encontró que pasear a sus mascotas contaba como una actividad física extra en lugar de ser el reemplazo de otras y que eran más propensos a participar en ejercicios como trotar o correr sin sus perros que los que no tienen.

Evidentemente, este estudio no debe tomarse como una recomendación para apoyarse simplemente en pasear a sus perros como una actividad física que les brinde bienestar. Sin embargo, si quieres ser un poco más activo físicamente y tener la alegría de compartir con un animal fiel y amigable, entonces adoptar un perro puede que sea una buena opción.

Referencias:

  1. Dog owners are more likely to meet physical activity guidelines than people without a dog: An investigation of the association between dog ownership and physical activity levels in a UK community: https://www.nature.com/articles/s41598-019-41254-6
  2. The Best Personal Trainer Might Be a Dog: https://gizmodo.com/the-best-personal-trainer-might-be-a-dog-1834146895

Más en TekCrispy