Sirin Labs, una startup que desarrolla teléfonos inteligentes con tecnología blockchain, despidió una cuarta parte de su personal. Así lo informó la agencia de noticias israelí Globes el pasado lunes 15 de abril.

Moshe Hogeg, quien lidera Sirin Labs y también ejerce como presidente del fondo Singulariteam y propietario del equipo de fútbol Beitar Jerusalem, se pronunció sobre la ola de noticias relacionadas con la reducción de personal en su empresa. Reconoció que despidieron a 15 de 60 empleados, y que dicha cifra es un poco menor de lo esperado.

También negó los rumores de que la compañía no había pagado sus salarios a los trabajadores. Aclaró que se les pagó marzo y que se les pagaría abril antes de la pascua.

La medida parece ser una consecuencia de su teléfono inteligente con tecnología blockchain incorporada Finney, el cual fue desarrollado con una billetera y otras herramientas digitales para usar criptomonedas. El equipo se lanzó en noviembre de 2018 con la imagen del futbolista Lionel Messi y un costo de US$ 999, sin embargo, las ventas no son lo esperado, y que el mercado global no está en su mejor momento.

A raíz de ello, Hogeg señaló que la empresa se enfocará en el desarrollo y distribución de software:

“La compañía dedica parte de su trabajo a la subcontratación, y planea centrarse en el desarrollo y distribución del software”.

Sirin Labs dio de qué hablar a finales del 2017, al recaudar US$ 158 millones en una Oferta Inicial de Monedas (ICO), habiendo recaudado US$ 97 millones anteriormente. De modo que la compañía contaba con un total de US$ 255 millones desde su fundación.

Sin embargo, el valor del token de su compañía, también asociado a su equipo Finney, se desplomó en un 99 por ciento desde su máximo valor registrado en enero de 2018.

Una encuesta realizada por Primitive, un fondo de inversión en criptomonedas, arrojó que contrario a lo que se piensa, las ICOs con metas de recaudación menores generan mayores ganancias a sus inversionistas. Sirin Labs fue citado entre los ejemplos de compañías con grandes recaudaciones que no obtuvieron los retornos esperados.

Escribir un comentario