New Girl

La Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA, por sus siglas en inglés) presentará nuevas reglas con respecto a cómo las casas de cambio de criptomonedas del país pueden gestionar sus billeteras calientes. Así lo informó Reuters el 17 de abril.

El FSA destaca las dificultades para garantizar la seguridad de las monedas virtuales, así como los riesgos más amplios para Japón, ya que apunta a aprovechar la industria financiera para estimular el crecimiento económico.

Y más aun teniendo en cuenta una serie de fallas de seguridad de las casas de cambio ocurridas el año pasado. Esto llevo a la FSA a restringir el uso de las “billeteras calientes”, menos seguras, donde las monedas virtuales se almacenan en plataformas conectadas directamente a internet.

Aunque las billeteras frías no están conectadas a Internet, la FSA sugiere que podría haber riesgos de robo interno. Según la fuente citada por Reuters, una serie de intercambios no tienen una política en la que la persona responsable del almacenamiento se cambie regularmente.

A principios de este mes, la FSA escuchó argumentos para no clasificar más a bitcoin (BTC) como moneda. Durante una sesión plenaria en la 41ª Asamblea General del Consejo Financiero y en la 29ª Reunión de la División Financiera, el profesor Iwashita Goto de la Universidad de Kyoto argumentó que Bitcoin se había convertido en algo más que un medio de transacciones debido a sus cualidades sin fronteras, que lo han llevado a aparecer en todas partes del mundo en sus diez años de historia.

En marzo, la FSA aprobó el segundo intercambio de criptomonedas para comenzar a operar bajo nuevas regulaciones. La FSA comenzó a emitir licencias para nuevos intercambios de criptomonedas que buscan servir al mercado japonés. Sin embargo, el esquema de concesión de licencias aún tiene una larga lista de espera y también surgió como reacción al hackeo del exchange Coincheck.

Más en TekCrispy