Skyrim Cosplayer 1

La ausencia de una terminología global estándar para referirse a las criptomonedas representa un obstáculo importante en el desarrollo de marcos regulatorios bien definidos para la industria. La información proviene de un estudio realizado por Centro de Finanzas Alternativas de Cambridge (CCAF) publicado el martes 16 de abril.

El estudio se llevó a cabo con el apoyo del Instituto de Investigación Nomura (NRI), y presenta un análisis detallado del panorama regulatorio de las criptomonedas en 23 jurisdicciones distintas. De estas se recolectaron datos durante un período comprendido desde noviembre de 2018 hasta febrero del 2019.

Según el informe, el término “criptoactivos” tiene diferentes significados según el contexto en que se use. En general, señala que en el sector se manejan una extensa variedad de términos que se usan indistintamente, lo cual ha representa un impedimento a la hora de establecer una respuesta regulatoria global.

“Se utilizan una variedad de términos, a menudo de manera intercambiable y sin una definición clara”.

De hecho, 82 por ciento de las jurisdicciones estudiadas distinguen criptoactivos que exhiben características de seguridad de otros tipos de criptoactivos. Por esta razón, aquellos que son calificados como garantías, pasan a regirse de manera automática según la ley de valores correspondientes.

El informe también señala que los marcos regulatorios más sofisticados los han establecido países con una visión menos rígida en lo que respecta a la regulación financiera. A su vez, el movimiento interno de criptomonedas en estos es bastante bajo. Por su parte, 47 por ciento de las jurisdicciones que presentan una actividad muy elevada, se han visto obligadas a responder con mayor rapidez.

Los reguladores se han enfocado en las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs) y las plataformas de intercambio de criptomonedas por ser similares a las actividades típicas del mercado financiero tradicional, y han omitido elementos clave del sector como los airdrops, las bifurcaciones y la minería para extraer los activos.

Apolline Blandin, la Asistente de Investigación sobre criptoactivos y tecnología blockchain de la CCAF y también líder del proyecto, destacó la importancia de este estudio para la regulación del sector. Según comentó, “al conceptualizar las dimensiones clave de los cryptoassets y su regulación, el informe puede ayudar a desarrollar un enfoque más consistente entre los reguladores“.