Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Toronto, en Canadá, ha revelado que el sistema inmunológico humano podría desempeñar un papel importante en el deterioro de los dientes. Durante mucho tiempo, los médicos han atribuido la aparición de la caries a las bacterias, sin embargo, esta investigación sugiere que el deterioro de los blancos nacarados de las personas puede deberse a algo más que microbios.

Los expertos han encontrado evidencia de que la descomposición de la dentina, un tejido intermedio más blando que el esmalte dental, no es responsabilidad exclusiva de las bacterias. En este caso, se trata más bien de un “trabajo involuntario” de las bacterias y los neutrófilos, las células inmunitarias que eliminan las infecciones dentales. Al parecer, mientras los neutrófilos buscan combatir las bacterias, nuestros dientes son los que más sufren.

El estudio encontró que mientras los neutrófilos se abren paso hacia la cavidad bucal mediante las encías que rodean nuestros dientes para combatir las bacterias, también producen daños en su entorno circundante. En este sentido, Yoav Finer, autor principal del estudio y profesor de la Facultad de Odontología de la Universidad de Toronto, afirmó:

Nadie creería que nuestro sistema inmunológico desempeñaría un papel importante en la creación de caries (…) Es como cuando tomas un martillo para golpear una mosca en la pared, eso es lo que sucede cuando los neutrófilos combaten a los invasores.

Según Finer, el subproducto generado a partir del combate entre los neutrófilos y las bacterias es el principal problema, ya que este tipo de células inmunitarias no pueden causar daños a los dientes por sí mismos. Sin embargo, cuando ocurre el ataque, las bacterias de la boca utilizan ácidos como mecanismo de defensa, lo que causa la desmineralización de los dientes.

Facebook otorgará acceso a investigadores independientes a datos privados de usuarios

Posteriormente, los dientes debilitados se hacen susceptibles a las enzimas que liberan las bacterias y los neutrófilos. Estas enzimas luego perforan el área desmineralizada de los dientes, así como también los empastes de color, los cuales sufren daños considerables en apenas horas.

Este estudio contribuye a una mejor explicación de la razón por la cual los pacientes con empastes que cubren zonas perforadas por la caries son altamente propensos a que sus dientes se vean afectados por este tipo de necrosis. El documento explica que los empastes correctivos de los dientes suelen fallar dentro de 5 a 7 años luego del implante, algo que les cuesta a las personas un aproximado de US$ 3 mil millones cada año.

A pesar de que los resultados del estudio pueden resultar desalentadores, en realidad tienen como objetivo crear nuevos métodos de tratamiento, así como también crear materiales más resistentes para el relleno de los dientes afectados por la caries.

Referencia: Human neutrophils degrade methacrylate resin composites and tooth dentin. Acta Biomaterialia. Volume 88, 1 April 2019, Pages 325-331. DOI: https://doi.org/10.1016/j.actbio.2019.02.033

Más en TekCrispy