Microsoft

Microsoft negó la solicitud de la Policía de California de implementar su tecnología de reconocimiento facial en el cuerpo policial porque incurre en la violación de derechos humanos, según Reuters.

De acuerdo con el medio, el presidente de Microsoft, Brad Smith, declaró que la compañía rechazó la solicitud de instalar su tecnología de reconocimiento facial en las cámaras y vehículos de un cuerpo policial en California, Estados Unidos, alegando su preocupación en cuanto a la imprecisión de la misma y cómo podía atentar contra los derechos humanos.

Cada vez que detuvieron a alguien, querían hacer un escaneo facial, contra una base de datos de sospechosos. Después de analizar el impacto desigual, dijimos que esta tecnología no es su respuesta.

Durante una conferencia en la Universidad de Stanford, el ejecutivo señaló que su tecnología de reconocimiento facial podría afectar principalmente a personas de raza negra y de sexo femenino, pues el entrenamiento de la IA (Inteligencia Artificial) se basó en imágenes principalmente de personas blancas y género masculino.

Debido a su compromiso con los derechos humanos, la compañía de Redmond se convierte en la primera empresa tecnológica en negar abiertamente el uso de su tecnología de inteligencia artificial en organismos oficiales de Estados Unidos.

Smith afirma que este es un tema cada vez más crítico, “ya que los rápidos avances tecnológicos permiten a los gobiernos llevar a cabo una vigilancia general”.

Los sesgos del reconocimiento facial

Una vez más el uso de la tecnología de reconocimiento facial en entes gubernamentales estadounidenses es objeto de críticas, y es que diversas pruebas han demostrado que podría afectar a las personas injustamente.

El reconocimiento facial llega a los aeropuertos

“Pero si nos movemos demasiado rápido con el reconocimiento facial, podemos encontrar que se están violando los derechos fundamentales de las personas“, dijo Smith durante la conferencia.

En China, el uso del reconocimiento de criminales impuesto por la policía del Gobierno chino, se extendió hasta instalar cámaras de reconocimiento facial incluso en escuelas y lugares públicos, pudiendo afectar a cualquier persona que se identifique con los rasgos “criminales” catalogados por el gobierno de ese país.

Mientras que en Estados Unidos, empresas de tecnología han sido duramente criticadas por vender el sistema de reconocimiento facial a gobiernos, Amazon y el sistema Amazon Rekognition es implementado en un ente policial, aún cuando varias pruebas demostraron el sesgo de error en la tecnología.

Por su parte, Google y Microsoft reconocen los riesgos que implica la tecnología de reconocimiento facial y su potencial para el uso indebido. Por lo que en diciembre de 2018, Google anunció que esta tecnología no sería vendida hasta que se limite esta brecha, una opinión que fue compartida por Microsoft, cuyo Presidente Brad Smith, propuso una Ley ante el Congreso para que se creen varias garantías para la tecnología.

Más en TekCrispy