A finales de febrero, Twitter comenzó a probar una función para moderar las respuestas en sus hilos. Esta característica permitiría a los usuarios ocultar las respuestas en cada tweet, e incluiría la posibilidad de mostrar los tweets de respuesta ocultos a otros usuarios.

Más allá de concederles a los usuarios la posibilidad de moderar el contenido de su feed, la función fue vista como una manera de aligerar la carga de Twitter en su objetivo de controlar el contenido abusivo en la red social.

Ahora, la compañía ha anunciado oficialmente que esta función llegará a los usuarios a partir del próximo mes de junio. Twitter aclaró que se trata de un experimento, por lo que las respuestas ocultas podrían ser modificadas o incluso eliminadas de la plataforma. Algunos medios de comunicación han manifestado su preocupación por el lanzamiento de esta función, ya que podría coartar la libertad de expresión de los disidentes e incluso eliminar cualquier aclaratoria de un tweet polémico.

Por su parte, Twitter ha dicho que la herramienta busca que los usuarios muestren sus opiniones de una forma más organizada, educada y menos ofensiva, lo que se traduce en una red social más equilibrada. Además de la función para ocultar respuestas, la compañía ratificó la llegada de otras características que se habían anunciado previamente, como la incorporación de nuevos avisos cuando un tweet rompa las reglas de la plataforma.

Asimismo, la compañía actualizará el lenguaje de sus políticas para que sea mucho más sencillo de comprender, además de facilitar a los usuarios la posibilidad de compartir detalles específicos cuando un tweet es reportado.

Herramientas automatizadas de Twitter eliminan 38% de tweets ofensivos

Twitter también reveló vagamente cómo sus nuevas herramientas automatizadas le han permitido completar procesos de revisión de contenido de manera más proactiva y efectiva. En este sentido, la empresa asegura que sus sistemas automatizados han eliminado el 38 por ciento de los tweets identificados como ofensivos.

Hace poco más de un año, ese número era nulo, debido a que las reglas de Twitter obligaban a la compañía a tomar medidas únicamente contra los tweets reportados por los usuarios. El contenido que Twitter describe como ‘abusivo’, incluye publicaciones de odio, racismo y amenazas violentas.

Asimismo, la compañía dijo que ha eliminado 100,000 cuentas entre enero y marzo de 2019, y reveló que está tomando medidas rápidas para dar respuesta a las apelaciones de tweets eliminados. Finalmente, la red social afirmó que continuaría mejorando su tecnología automatizada de revisión de contenido.