George Church, profesor de la Universidad de Harvard, es un genetista molecular cuya lista de logros incluye, entre muchos otros, ayudar en el desarrollo de la secuenciación del ADN, encabezar la carrera para editar el genoma humano y ser pionero en el esfuerzo por recuperar criaturas extintas como el mamut lanudo.

Las contribuciones del profesor Church abarcan continuamente un asombroso espectro científico que atraviesa la teoría académica, los métodos innovadores de “cómo hacer”, el espíritu empresarial y la apertura radical para la genómica personal.

Cada vez mayores: ¿cuánto tiempo puede llegar a vivir el ser humano?

¿Ha hecho algún aporte importante?

En 1978, como estudiante de la Universidad de Duke, Church ayudó a determinar la estructura tridimensional del ARN de transferencia, una molécula genética clave. En la década de 1980, ayudó a desarrollar la secuenciación del ADN, lo que hizo que se le considerara como un ingeniero y un biólogo.

Entre el tRNA y el CRISPR, Church fue coautor de cientos de artículos científicos, desde “Predicción de regulones y sus motivos reguladores en cis por genómica comparativa” a “Caracterización de ortólogos de ARN de guía Cas9”.

George McDonald Church, nacido el 28 de agosto de 1954 en Tampa, Florida, es un reconocido genetista, ingeniero molecular y químico.

Lo que más impresiona de George Church es el número, la amplitud y la continuidad de contribuciones que son verdaderamente significativas. Esto se basa en un análisis rápido de sus casi 300 publicaciones hasta la fecha, entre las cuales resalta la secuenciación de ADN multiplex (1988): un precursor del código de barras y la secuenciación de “próxima generación” en paralelo masiva (NGS).

Luego realizó una caracterización de moléculas poliméricas individuales basadas en interacciones monómero-interfaz (1998), una patente seminal para NGS basada en nanoporo.

En el año 2001 desarrolló un enfoque de programación dinámica para la secuenciación de péptidos de novo a través de la espectrometría de masas en tándem. Con su trabajo “Determinación completa de los sistemas biológicos” del año 2003, mostró que es posible un modelo computacional completo de los sistemas biológicos. Ese mismo año realizó un estudio de secuenciación fluorescente in situ en colonias de polimerasa.

Con el lanzamiento del Personal Genome Project en 2005, Church se propuso crear una gran base de datos de genomas de voluntarios. Hasta el momento, han obtenido 10.000 genomas.

También ha estado trabajando con la compañía de pruebas genéticas 23andMe desde antes de su lanzamiento en 2006. Además, inició Veritas Genetics, que ahora ha hecho que el costo de la secuenciación del genoma completo más el análisis sea inferior a 1.000 dólares.

La impresionante lista de logros alcanzados por este científico sin duda le hace ser uno de los contribuyentes más prolíficos de la genética.

En 2006 publicó su trabajo “Hacia la síntesis de una célula mínima”, un plan para construir un genoma mínimo que tiene una longitud de 113.000 pb y 151 genes. Con su trabajo del año 2008 “Investigación, colaboración y ciencia abierta utilizando web 2.0”, mostró las  ventajas y desafíos de la integración de aplicaciones Web 2.0 en programas de investigación y educación de pregrado.

En el 2012 desarrolló una estrategia para codificar y leer información digital en ADN. En el año 2014 desarrolló CHOPCHOP: un software para la selección y diseño de construcciones de edición del genoma para TALEN y CRISPR / Cas9.

Genómica personal

Los esfuerzos pioneros de Church en la secuenciación del genoma condujeron a la proliferación de empresas privadas, incluidas 23andMe, Navigenics, Knome y deCode Genetics, empresas que proporcionan a las personas información sobre los riesgos potenciales de ciertas afecciones médicas basadas en su genoma.

Durante los últimos 15 años, los avances continuos en la secuenciación del ADN iniciados por Church, han permitido la capacidad de secuenciar ahora el genoma de una persona a un costo asequible dentro de los sistemas de atención médica en los países desarrollados.

Google comparte datos de calidad del aire con científicos para rastrear la contaminación

Si bien esta nueva era de la “genómica personal” está en sus inicios, la visión de Church sobre la necesidad de una apertura completa es una desviación radical de la confidencialidad tradicional de la información médica.

Church ha aportado su experiencia para escribir nuevas secuencias de ADN y ahora intenta sintetizar secuencias de comandos de ADN que algún día podrían usarse para diseñar bacterias con habilidades útiles, reprogramar el desarrollo celular, crear tejidos en el laboratorio y producir vacunas y medicamentos para enfermedades, para mencionar algunas de las potenciales aplicaciones.

Referencia: Profile of George M. Church. PNAS, 2012. https://doi.org/10.1073/pnas.1204148109

Más en TekCrispy