Un grupo de científicos chinos ha realizado un experimento controvertido donde implantaron genes del cerebro humano en monos. El objetivo de la investigación fue probar si los monos modificados genéticamente tenían un desempeño superior al de otros monos.

En el estudio, los expertos utilizaron copias del gen humano MCPH1, que se cree que juega un rol fundamental en nuestro desarrollo cerebral, y lo implantaron en embriones de mono a través de un virus transmitido por el gen.

En total, fueron 11 monos ‘transgénicos’ los que generaron, de los cuales 6 perdieron la vida. Los 5 monos restantes fueron sometidos a diversas pruebas, incluyendo escaneos cerebrales con máquinas de resonancia magnética y experimentos de memoria. En este sentido, se encontró que los cerebros de los monos no eran más grandes que los cerebros de los demás, pero tenían un mejor desempeño a corto plazo en las tareas de memoria.

Asimismo, los cerebros de los monos se desarrollaron en un lapso de tiempo más extenso, algo que es común en el cerebro de las personas. A pesar de que el grupo de monos incluidos en el estudio recibieron modificaciones genéticas ‘pequeñas’, los científicos consideran que es un excelente primer intento para cuestionar genéticamente el origen del cerebro humano a través de un modelo de mono transgénico.

Concretamente, parte de la interrogante principal que buscó responder el estudio fue la manera en que los seres humanos desarrollamos nuestra inteligencia única, la que nos permitió diferenciarnos de los primates. Los científicos chinos consideran que el gen MCPH1 representa un camino para dar respuesta a este planteamiento.

¿Por qué hay vinos de diferentes sabores?

Bing Su, un científico genetista del Instituto de Zoología de Kunming, reveló al MIT Technology Review que ya han comenzado a probar otros genes que han participado en la evolución del cerebro. En este sentido, aseguró:

Uno de los que tiene en mente es SRGAP2C, una variante de ADN que surgió hace unos dos millones de años, justo cuando Australopithecus cedía la sabana africana a los primeros humanos. Ese gen ha sido apodado el “interruptor de la humanidad ” y el ” eslabón genético perdido ” por su posible papel en el surgimiento de la inteligencia humana.

Este gen se ha estado probando en monos, sin embargo, Su considera que es muy pronto para hablar de los resultados. Asimismo, se ha estudiado la posibilidad de agregar FOXP2, otro gen humano que se cree que ha contribuido en el desarrollo de nuestra destreza lingüística.

Con respecto a las críticas por la supuesta práctica antiética que representa la investigación, Su respondió que el mono no comenzará a hablar de repente ni tendrá cambios de comportamiento. Por ello, la investigación no está violando ninguna ley en el mundo.

Referencia: Transgenic rhesus monkeys carrying the human MCPH1 gene copies show human-like neoteny of brain development. National Science Review, nwz043, https://doi.org/10.1093/nsr/nwz043

Más en TekCrispy