Los productores de bloques EOS, que administran la red blockchain, crearon un nuevo acuerdo de usuario que rige la criptomoneda EOS, y que cualquier persona que use la plataforma debe cumplir con sus condiciones, a pesar de ir en contra del acta constitutiva de la blockchain.

La constitución de EOS establece que esta solo podía modificarse mediante una votación con un 15 por ciento de participación. Sin embargo, el nuevo acuerdo tuvo solo un 1,74 por ciento de participación.

Los productores de bloques de EOS forzaron el acuerdo de usuario después de meses de debate en los canales de Telegram. Este fue propuesto por primera vez por el productor de bloque “EOS New York” en febrero y marca una desviación de muchos de los requisitos éticos en la constitución anterior.

El nuevo acuerdo señala a los usuarios que, si pierden su clave privada, no tienen derecho a sus criptomonedas. Esto, visto de forma superficial, facilita y elimina las restricciones pseudo-legales en la antigua constitución que fueron criticadas por ser inaplicables. Aunque deja en evidencia el carácter centralizado de la cadena de bloques.

Vulneran seguridad de sistema de votación ruso basado en blockchain

Pero, aunque el cambio es bastante limitado, queda por ver si tiene algún poder, ya que los productores del bloque dejaron de lado la última constitución. También parece que tienen la última palabra en la red, independientemente del supuesto sistema de gobierno basado en la votación. Y esto significa que solo 21 entidades controlan toda la red.

Mucho ya han señalado que EOS es realidad es un cartel de productores de bloques. En su defensa, el productor de bloque “EOS Canada” justificó la acción argumentando que la comunidad votó a los productores de bloque. “Esta mentalidad ignora por completo el hecho de que es la comunidad de poseedores de tokens la que decide quiénes son los productores de bloque que conforman esos 21 productores de bloque en un momento dado“, señaló EOS Canada.

Más en TekCrispy