Hasta ahora, el exoplaneta conocido más cercano a la Tierra es la Proxima b, una estrella vecina que orbita el sistema Proxima Centauri, que se ubica a 4.2 años luz de nuestro planeta. Ahora, con motivo del Breakthrough Discuss, una conferencia científica anual llevada a cabo por la organización Breakthroug Initiatives, un grupo de astrónomos reveló haber detectado un segundo planeta orbitando la Proxima Centauri.

Por ahora, no se ha confirmado la existencia de este exoplaneta, pero según los investigadores, podría tratarse de un ‘super planeta’, cuya masa mínima es casi 6 veces superior a la de la Tierra. Esto, aunado a que su órbita es de aproximadamente 1,900 días, le convertiría en un entorno totalmente frío e inhóspito. Además, su órbita se extiende hasta 1.5 veces la distancia entre el Sol y Tierra desde Proxima Centauri.

En caso de que se confirme la existencia de este segundo exoplaneta, este nuevo mundo pasaría a formar parte de Proxima b, que fue descubierto en el año 2016 orbitando alrededor de Proxima Centauri. Mario Damasso, un científico italiano del Observatorio Astrofísico de Turín, y Fabio Del Sordo, de la Universidad de Creta, afirman que esta detección está basada en la misma tipología de datos que terminó revelando anteriormente a la Proxima b, además de otras 60 mediciones de las estrellas realizadas en 2017.

La NASA descubre un planeta cuya atmosfera solo contiene hidrógeno y helio

Las mediciones fueron realizadas mediante el instrumento HARPS, perteneciente al Observatorio Europeo Austral (ESO). Estas mediciones se hicieron con el objetivo de buscar planetas a través del bamboleo de los mundos que circundan las estrellas del sistema Proxima Centauri.

Según Damasso y Del Sordo, la fuerza de estas oscilaciones ofrece una estimación de la masa de un planeta o mundo, mientras que el tiempo de bamboleo genera la órbita de dicho planeta. Los investigadores han llamado a este nuevo exoplaneta “Proxima c”, y al parecer, observaciones anteriores han revelado su existencia, sin embargo, hasta ahora no se tenía la certeza suficiente para llevar a cabo una confirmación.

En este sentido, Damasso dijo que el posible exoplaneta era un ‘posible candidato’, por lo que se necesitaba más trabajo para dar fe de la existencia de este exoplaneta. Por ello, las próximas mediciones con HARP serán decisivas en este camino, así como también las investigaciones de seguimiento en suelo y espacio. Por ello, no es posible afirmar, ‘por ahora’, que los científicos favorecerán la colonización de este planeta, pero sin duda podría ser un nuevo mundo al cual visitar en el futuro.

Más en TekCrispy