El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial lanzaron conjuntamente una cadena de bloques privada y una cuasi-criptomoneda para afianzar sus conocimientos sobre esta revolucionaria tecnología, según lo informado este 12 de abril.

El activo digital llevará el nombre de “Learning Coin”, y será accesible solo dentro del FMI y el Banco Mundial. La moneda no tiene valor y, por lo tanto, no es una criptomoneda real.

La función de “Learning Coin” es ser una herramienta para comprender mejor la tecnología de la cadena de bloques. Asimismo, se utilizará para almacenar blogs, investigaciones, videos y presentaciones.

El desarrollo de criptoactivos y la tecnología de contabilidad distribuida está evolucionando rápidamente, al igual que la cantidad de información (tanto neutral como adquirida) que lo rodea. Esto está obligando a los bancos centrales, reguladores e instituciones financieras a reconocer una creciente brecha de conocimiento entre los legisladores, los responsables políticos, los economistas y la tecnología“, señala el Banco Mundial.

También destacan que, durante el período de prueba, el personal del Banco Mundial y del FMI ganará Learning Coin por lograr ciertos hitos educativos. Las instituciones les permitirán canjear los activos ganados por algunas recompensas, lo que les permitirá aprender cómo se pueden usar las monedas en la vida real.

Banco Mundial realiza primera transacción de bonos utilizando blockchain

Esperan que después de dicho perído de prueba, el Banco Mundial y el FMI podrían utilizar blockchain para lanzar contratos inteligentes, combatir el lavado de dinero y mejorar el nivel general de transparencia.

Esta iniciativa va de la mano con las ideas de la directora del FMI, Christine Lagarde, quién en varias ocasiones ha llamado a una postura más abierta respecto a las criptomonedas y la tecnología de la cadena de bloques.

A principios de abril, Lagarde, dijo que los innovadores de blockchain están cambiando el mundo financiero tradicional y tienen un claro impacto en los jugadores tradicionales. También señaló que el potencial de las tecnologías y los activos basados ​​en blockchain es aceptado por los reguladores y los bancos centrales, que reconocen su efecto positivo.

Más en TekCrispy