Los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Tennessee y la Universidad de Texas A&M, sugieren que sonreír realmente podría ayudarte a mejorar tu estado de ánimo, mientras que fruncir el ceño podría hacerte sentir peor.

Los científicos han debatido durante mucho tiempo si las expresiones faciales pueden llevar a las personas a sentir las emociones relacionadas con esas expresiones. Para comprobarlo, el equipo de investigadores analizó toda la evidencia disponible sobre el tema, obteniendo casi 50 años de datos.

El uso de ciertos pronombres revela el estilo de apego romántico

Analizando expresiones faciales

Tradicionalmente se ha señalado que podemos sentirnos un poco más felices si simplemente sonreímos, o que podemos ponernos de un humor más serio si fruncimos el ceño; sin embargo, los psicólogos han estado en desacuerdo con esta idea por más de 100 años.

El estudio proporciona una pista sobre cómo la mente y el cuerpo interactúan para dar forma a nuestras emociones.

Estos desacuerdos se hicieron más pronunciados en el año 2016, cuando 17 equipos de investigadores no pudieron replicar un experimento que demuestra que el acto físico de sonreír puede hacer que las personas se sientan más felices.

Al respecto, el psicólogo social Nicholas Coles, académico en la Universidad de Tennessee y autor principal del estudio, comentó:

“Algunos estudios no han encontrado evidencia de que las expresiones faciales puedan influir en los sentimientos emocionales. Pero no podemos centrarnos en los resultados de ningún estudio. Los psicólogos han estado probando esta idea desde principios de la década de 1970, así que queríamos ver toda la evidencia”.

Apoyo a la idea

Con una técnica estadística llamada meta-análisis, el equipo de investigadores analizó los datos de 138 estudios que evaluaron a más de 11.000 participantes de todo el mundo.

De acuerdo con los resultados, las expresiones faciales tienen un pequeño impacto en los sentimientos: sonreír hace que las personas se sientan más felices, mientras que poner mala cara hace que se sientan más enojadas o tristes.

Se ha señalado que podemos sentirnos más felices si simplemente sonreímos, pero los psicólogos han estado en desacuerdo con esa premisa.

Los investigadores también encontraron que estos efectos eran diferentes para ciertos estímulos evocadores, como las caricaturas versus las oraciones. Ser forzado a sonreír mientras mira una tira cómica simplemente no la hará divertida, no importa cuán grande sea esa sonrisa.

Los autores del estudio consideran que hallazgos de la investigación son emocionantes, ya que proporcionan una pista sobre cómo la mente y el cuerpo interactúan para dar forma a nuestra experiencia consciente de la emoción.

Estos resultados sin duda mantendrán vivo el campo de la investigación de retroalimentación facial durante un tiempo. La relación causa-efecto entre nuestro estado de ánimo y las reacciones de nuestro cuerpo es complicada, por lo que requerirá la realización de más estudios para poder desentrañarla.

Referencia: A meta-analysis of the facial feedback literature: Effects of facial feedback on emotional experience are small and variable. Psychological Bulletin, 2019. https://bit.ly/2X5F9gI

Más en TekCrispy