La tarde de este 11 de abril, el intento de la nave espacial israelí Beresheet de alcanzar la superficie de la Luna fracasó debido una falla que provocó que el módulo de aterrizaje lunar se estrellara contra la superficie del mundo gris.

Construida por la organización sin fines de lucro israelí SpaceIL, Beresheet intentó aterrizar suavemente dentro de Mare Serenitatis (Mar de la serenidad), una vasta cuenca volcánica en el lado norte de la Luna, pero mientras realizaba el descenso, una falla de último minuto provocó que la nave se estrellara.

Instituto demanda a un profesor por violar derechos de propiedad intelectual en proyecto blockchain

Intento frustrado

Aún no se han completado los análisis, pero la telemetría desde la nave espacial indicó un fallo del motor principal a unos 10 kilómetros (km) por encima de la Luna. Los ingenieros restablecieron la nave espacial pero perdieron las comunicaciones, y el vehículo de aterrizaje de 150 kilogramos finalmente se estrelló.

Una de las últimas fotos tomadas por Beresheet de la superficie de la Luna antes de estrellarse.

Aproximadamente 30 minutos después del inicio de la transmisión en vivo de SpaceIL, Beresheet comenzó su proceso de aterrizaje a 25 km sobre la superficie. El módulo de aterrizaje descendía a una velocidad de aproximadamente 24 metros por segundo (m / s) y todo parecía ir según lo planeado.

Luego, cuando el módulo de aterrizaje estaba a unos 13 km sobre la superficie, SpaceIL perdió repentinamente los datos de telemetría del módulo de aterrizaje, una falla que se le atribuyó a una de las unidades de medida inercial del módulo.

Cuando se restauraron los datos de telemetría de la nave espacial, estaba a 10 kilómetros por encima de la superficie y descendía repentinamente a más de 50 m / s,  y en lugar de disminuir la velocidad, aceleraba; en poco más de un minuto el módulo descendía a más de 100 m / s y se encontraba a solo unos 5 kilómetros por encima de la superficie de la Luna.

Fallo de último minuto

El ambiente en la sala de control se volvió cada vez más tenso y silencioso, ya que los ingenieros de SpaceIL poco podían hacer más que ver cómo Beresheet caía en picado a la superficie.

Módulo de aterrizaje lunar Beresheet.

Después de aproximadamente un minuto, Beresheet envió sus últimos datos de telemetría a la Tierra; a 149 metros sobre la superficie el modulo se desplazaba a una velocidad de 134 m / s cuando finalmente se estrelló contra la superficie de la luna.

Un aterrizaje exitoso hubiera hecho de Israel el cuarto país, junto a Estados Unidos, Rusia y China, en lograr un aterrizaje lunar, y SpaceIL se habría convertido en la primera entidad financiada principalmente por donantes privados en aterrizar una nave espacial en otro mundo.

Autoridad Tributaria de Israel declara que el Bitcoin es un activo y genera impuestos

El módulo de aterrizaje llevaba dos instrumentos científicos y una cápsula de tiempo digital que incluía una “biblioteca lunar”.

A pesar de no haberse completado el aterrizaje, la misión es un hito: Beresheet es lo más cerca que una entidad privada ha llegado tan lejos para aterrizar en la superficie lunar. El 4 de abril, la nave espacial entró con éxito en órbita alrededor de la luna, lo que convirtió a Israel en el séptimo país en lograr esa hazaña.

Referencia: Israeli spacecraft Beresheet crashes into Moon. Nature, 2019. https://doi.org/10.1038/d41586-019-01199-2

Más en TekCrispy