El duelo por la pérdida de un ser querido es uno de los peores que el ser humano puede experimentar y desde siempre se conocen casos en los que los viudos de edad avanzada suelen fallecer poco tiempo después del deceso de sus cónyuges. Al respecto, la ciencia ha comprobado que los viudos tienen un 41% más de riesgo de muerte prematura, en comparación con los que aún permanecen casados.

Un nuevo estudio recopila 13 investigaciones realizadas a lo largo de 41 años para confirmar que, efectivamente, el duelo tiene una relación directa sobre los cambios negativos en el sistema inmunológico. Los investigadores Lindsey Knowles, Mary Frances O’Connor y John Ruiz encontraron que las personas desconsoladas tienden a “demostrar altos niveles de inflamación sistémica, expresión mal adaptada de genes de células inmunes, y una respuesta más baja de los anticuerpos a las vacunas”.

Además, psicológicamente, otras respuestas asociadas al desconsuelo, como la depresión y el duelo, tienden a estar asociadas a las funciones inmunes, pero “necesitamos investigar más en esta área”, según expresa Knowles.

Y aunque este estudio no tuvo un descubrimiento per sé, sí brinda un recopilatorio importante de las mejores investigaciones que además permite ver la evolución de este campo de estudio en una forma más organizada.

Si bien se trata de un estudio meramente exploratorio, sirve de base de documentación para que especialistas clínicos puedan “rastrear los cambios en el sistema inmunológico de los pacientes y prevenir complicaciones médicas tras esta difícil experiencia”, tal como expresó O’Connor. Más investigaciones sobre campo deberán enfocarse en cómo se adapta el sistema inmunológico durante el tiempo de duelo para entender a profundidad este mecanismo tan complejo.

Tus creencias espirituales podrían protegerte contra la depresión

Perder a un ser amado podría ser potencialmente mortal

Varios estudios han determinado que el duelo aumenta la inflamación corporal llegando a provocar depresión, infartos e incluso la muerte prematura.

Otros estudios han determinado que el duelo ocasionado por la muerte de una pareja puede generar que los viudos alcancen altos niveles de inflamación corporal, lo cual contribuye al empeoramiento de cualquier enfermedad, sobre todo en adultos mayores.

Entre las principales consecuencias de los altos niveles de inflamación corporal destacan depresión severa, infartos y muerte prematura. Se trata del primer estudio que confirma una conexión real entre lo emocional y lo físico.

Si bien son necesarias más investigaciones para encontrar una manera de tratar el duelo para disminuir sus efectos físicos, todos estos estudios nos han acercado cada vez más a la afirmación que dice que “se puede morir por un corazón roto”.

Referencias:

  1. Four Questions: How Grief Affects the Immune System: https://uanews.arizona.edu/story/four-questions-how-grief-affects-immune-system
  2. Grief, depressive symptoms, and inflammation in the spousally bereaved: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0306453018306942?via%3Dihub

Más en TekCrispy