Google y Huawei acuerdan pagar hasta UDS$ 400 a los propietarios del Nexus 6P con problemas en el arranque que adquirieron este dispositivo desde el 25 de septiembre de 2015.

El Nexus 6P es un dispositivo de gama alta desarrollado por Huawei en colaboración con Google y aunque se presentaba como uno de los mejores equipos del momento, entre el 2015 y el 2016 estos dispositivos presentaron algunos inconvenientes.

Problemas en el chip

De acuerdo a la fuente, este modelo llegó con defectos en el chip que causaron que algunos dispositivos experimentaran bootloops interminables entre otros problemas que hasta ahora no se han esclarecidos.

Como era de esperarse los usuarios no tardaron en demandar a las compañías responsables y consiguieron una demanda colectiva que le solicita tanto a Google como Huawei –quien construyó el OEM—que reembolsen a los compradores del Nexus 6P.

Una demanda colectiva

Aunque desde hace un tiempo no se tenían noticias, ahora la fuente señala que en su momento Google solicitó al tribunal que desestimara el caso, una moción que fue negada.

Es por ello, que ahora Google y Huawei podrían pagar USD$ 9.75 millones por la demanda colectiva que comenzó en abril de 2017 y que se traduce en montos de hasta USD$ 400 para los demandantes participantes, siempre y cuando el tribunal apruebe la moción.

Programas de reembolso

Sin embargo, este acuerdo tiene una limitante, pues si ya los usuarios utilizaron el programa de intercambio de garantía y obtuvieron el Google Pixel XL como parte del reembolso, ahora solo les podrán otorgar la cantidad de USD$ 10.

Residentes de EE.UU

Además de que, para obtener este reembolso de USD$ 400 los usuarios deberán presentar un reclamo con la documentación correspondiente y ser residentes de Estados Unidos, pues fue desde ese país desde donde se realizó la demanda, sin embargo, no será sino hasta el 9 de mayo cuando el tribunal tenga la audiencia y posiblemente dicte un veredicto final sobre esta situación.

Escribir un comentario