El beatboxing es un sonido vocal que está basado en la capacidad de una persona para generar cualquier tipo de ritmos y sonidos musicales a partir del uso de sus propios labios, boca, lengua, nariz y voz. Los llamados ‘beatboxers’, han desarrollado la capacidad de manipular sus partes vocales para producir sonidos que son comprensibles en cualquier lenguaje.

En este sentido, un grupo de investigadores de la Universidad del Sur de California (USC, por sus siglas en inglés) se ha propuesto estudiar lo que ocurre detrás de este proceso vocal, a través del uso de imágenes de resonancia magnética de última generación.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores escogieron 5 beatboxers, incluyendo dos novatos, dos expertos, y la reconocida beatboxer Nimisha Patil. Los participantes realizaron los sonidos vocales mientras se registraba lo que ocurría con sus cuerpos a través de videos de resonancia magnética en tiempo real.

En la primera fase de la investigación, los expertos tenían como objetivo descubrir los diversos sonidos que producen los beatboxers y cómo los ejecutan. En este sentido, desarrollaron algoritmos que les permitieron estudiar las imágenes de resonancia magnética y obtener información sobre el proceso. En este sentido, Reed Blaylock, lingüista y estudiante de doctorado en USC, afirmó:

El proyecto necesitaba un lingüista para analizar los videos, averiguar qué están haciendo los beatboxers, cómo coordinan los movimientos de los labios y la lengua con el paladar blando para hacer todos los diferentes sonidos (…) Como lingüista que estudia la boca, estaba preparado para hacer eso.

En la segunda fase del estudio, Blaylock y su equipo analizaron la manera en que los beatboxers cambian los sonidos dependiendo de otros sonidos que se produzcan a su alrededor. Blaylock cree que cuando se utiliza el clickroll, un sonido específico del beatboxing, la manera en que se generan los sonidos cercanos cambia radicalmente.

El investigador explicó que el clickroll es una muestra de la manipulación del aire por parte del ser humano. Sin embargo, la curiosidad de Blaylock se basó en las razones por las cuales se produce el sonido sin que sea considerado como “lenguaje”. Una posible respuesta a ello es que el lenguaje necesita pocos sonidos para formar un número incontable de palabras.

Más allá de esto, Blaylock explicó que el objetivo de la investigación fue determinar cómo trabaja la mente humana cuando se produce el beatboxing, basándose en una perspectiva de ciencia cognitiva. Por ello, considera que aprender a ejecutar estos sonidos es como aprender un nuevo idioma. Para ver el video completo basado en las resonancias aplicadas a los participantes, haz clic sobre el siguiente enlace.

Referencia: How beatboxers produce percussion sounds: A real-time magnetic resonance imaging investigation. The Journal of the Acoustical Society of America 144, 1827 (2018); https://doi.org/10.1121/1.5068052

Escribir un comentario