Una reciente investigación advierte que, como consecuencia de los efectos del calentamiento global antropogénico, la icónica imagen de picos alpinos cubiertos de nieve pudiera ser una cosa del pasado para las generaciones futuras.

Un estudio realizado por investigadores del Instituto Tecnológico de Zúrich (ETH) estimó que para el año 2100 el noventa por ciento de los Alpes europeos estarán “casi sin hielo”, si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan su incrementándose, una tendencia evidenciada en el más reciente informe de la Agencia Internacional de Energía.

Presencia humana erosiona la diversidad de comportamiento de los chimpancés

Masa glacial amenazada

Los Alpes se extienden por ocho países europeos y atraen a millones de turistas cada año, ocupando un lugar central en la cultura europea. Pero la cadena montañosa también proporciona agua potable y de riego para las tierras bajas de Europa y apoya la generación de energía hidroeléctrica.

Estanque en el glaciar Plaine Morte, el más grande de la meseta en los Alpes europeos.

Para determinar cómo responderán los glaciares alpinos al calentamiento global, los investigadores utilizaron un modelo informático dinámico de flujo de hielo que consideró los procesos de fusión y flujo de hielo.

Los resultados obtenidos concuerdan con las estimaciones anteriores para la pérdida de masa glacial, y confirmaron otra conclusión alarmante: los Alpes perderían aproximadamente la mitad de su masa glacial para el 2050, incluso sin ningún calentamiento adicional.

Esto ocurrirá porque se esperan aumentos significativos en las temperaturas medias en la segunda mitad del siglo y porque los glaciares responden lentamente a un clima cambiante.

El investigador Harry Zekollari, afiliado al Laboratorio de Hidráulica, Hidrología y Glaciología del ETH Zúrich y coautor del estudio, explicó:

“Las pérdidas no responden solo al cambio climático futuro, también son consecuencia del calentamiento que estamos viviendo desde el inicio de la industrialización y, más drásticamente, desde la década de 1980”.

Efectos en cascada

Los investigadores expresan que los resultados del estudio son alarmantes y tristes, pero desafortunadamente bastante realistas. Se basan en modelos glaciares de vanguardia y en la última generación de modelos climáticos regionales.

Evolución del glaciar Pizol entre 2006 y 2018. Es muy probable que este pequeño glaciar desaparezca en un futuro cercano.

Debido a que el calentamiento en los Alpes ha sido casi el doble que en las tierras bajas, los efectos del cambio climático podrían ser peores en los entornos alpinos que en cualquier otro lugar.

Así luciría la Tierra si los glaciares se derritieran

Si bien son una fuente vital de suministro de agua e hidroelectricidad, los Alpes también proporcionan agua dulce que respalda los ecosistemas. La fusión de los glaciares alterará la escorrentía y, por lo tanto, influirá en la disponibilidad de agua.

Es probable que la pérdida de los glaciares alpinos tenga efectos en cascada en los ecosistemas más amplios, así como en una variedad de especies de flora y fauna, pero estas secuelas aún no se comprenden completamente.

Referencia: Modelling the future evolution of glaciers in the European Alps. The Cryosphere, 2019. https://doi.org/10.5194/tc-13-1125-2019

Más en TekCrispy