El fósil de una antigua criatura marina caracterizada por numerosos tentáculos blindados, fue descubierto en un depósito sedimentario del condado de Herefordshire en Reino Unido.

El invertebrado, que vivió hace 430 millones de años en el período silúrico, tiene un aspecto tan peculiar que los investigadores que lo estudiaron decidieron llamarlo Sollasina cthulhu, en homenaje a la semi-divinidad con tentáculos “Cthulhu” concebida por el afamado escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft.

Aspecto inquietante

El fósil, que se distingue por su excelente conservación, fue clasificado por un equipo de investigación internacional que incluyó a científicos de la Universidad de Oxford, la Universidad del Sur de California, la Universidad de Yale, la Universidad de Leicester y el Colegio Imperial de Londres.

Cthulhu, la legendaria y monstruosa deidad marina de las obras de Howard Lovecraft.

Los paleontólogos han determinado que Sollasina cthulhu pertenece a los equinodermos, un filo de invertebrados marinos que incluye a los erizos de mar, las estrellas de mar, los pepinos de mar y los crinoideos.

A pesar de su aspecto inquietante, el curioso invertebrado era del tamaño de una moneda, unos 3 centímetros de diámetro, y se desplazaba por en el fondo marino gracias a sus numerosos tentáculos blindados, 45 en total; estos apéndices también le servían para cazar y alimentarse.

Identificando características anatómicas internas 

Pero los científicos no se limitaron a extraer el fósil de la roca y clasificarlo, sino que también lo diseccionaron capa por capa para poder reconstruir un modelo tridimensional basado en fotografías de muy alta resolución, capaces de detectar el peculiar modelo vascular interno. Este enfoque le permitió al equipo dar una mirada detallada a las entrañas del animal.

Modelo tridimensional de Sollasina cthulhu.

Al respecto, el investigador Derek Briggs, catedrático en el Departamento de Geología y Geofísica de la Universidad de Yale y coautor del hallazgo, expresó:

“Esta nueva especie pertenece a un grupo extinto llamado opiocistioide. Con la ayuda de la tomografía físico-óptica de alta resolución, describimos la especie en 3D, revelando elementos internos del sistema vascular que antes eran desconocidos en este grupo y en casi todos los equinodermos fósiles.”

En el interior de Sollasina cthulhu, los investigadores identificaron el llamado canal anular, una característica anatómica actual de los equinodermos modernos que les permite moverse a través de un sistema hidráulico y no muscular.

Un canal anular de este tipo nunca se había visto antes en un opiocistioide. Los investigadores lo interpretaron como la primera evidencia de un sistema vascular de agua en la clase. Este detalle sugiere que la criatura es un pariente más cercano a los pepinos de mar que de los erizos de mar.

Referencia: A new ophiocistioid with soft-tissue preservation from the Silurian Herefordshire Lagerstätte, and the evolution of the holothurian body plan. Proceedings of the Royal Society B, 2019. https://doi.org/10.1098/rspb.2018.2792

Escribir un comentario