De acuerdo a los resultados de una reciente investigación, la inyección de estimulantes de células inmunitarias directamente en un tumor podría ayudar al sistema inmunitario a detectar y atacar a las células cancerosas, un gran avance en el campo del tratamiento contra el cáncer.

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina Icahn de Nueva York, combinó una serie de técnicas diferentes con radioterapia para ayudar a estimular la respuesta del sistema inmunológico en pruebas de laboratorio.

Estimulando la actividad inmune

El resultado fue una reacción en cadena de la actividad inmune que “enseñó” a las células inmunitarias a atacar el tumor, de manera muy similar a cómo una vacuna muestra partes de un virus al sistema inmunitario para que pueda recordar y atacar a las células infectadas.

Los investigadores agregaron un medicamento, llamado inhibidor del punto de control, que aprovecha aún más la capacidad del sistema inmunitario para matar células tumorales.

Se espera que el impulso inmunológico pueda transformar ciertos tumores en “fábricas de vacunas contra el cáncer”, lo que los expertos creen que podría ser parte de un nuevo enfoque de la inmunoterapia.

El tratamiento, llamado “vacunación in situ”, combina inyecciones de estimulantes inmunológicos con radioterapia, para hacer que las células cancerosas sean más visibles para el sistema inmunológico.

En pruebas realizadas en ratones, los investigadores agregaron un tipo de medicamento de inmunoterapia, llamado inhibidor del punto de control, que aprovecha aún más la capacidad del sistema inmunitario para matar células tumorales.

El tratamiento comienza con la inyección de una serie de estimulantes directamente en el tumor, con los cuales los investigadores obtienen importantes células inmunitarias llamadas células dendríticas.

Posteriormente, una segunda ronda de estimulantes activa estas células dendríticas, que instruyen a otras células inmunes, llamadas células T, a atacar y destruir las células tumorales.

Esta combinación condujo a respuestas positivas a largo plazo en 8 de cada 10 ratones con linfoma tratados.

Prueba en pacientes humanos

Estos resultados sirvieron como fundamento para realizar un pequeño ensayo clínico en 11 pacientes humanos con linfoma en estado avanzado.

El novedoso enfoque impulsa al sistema inmune a atacar y destruir los tumores.

Para el ensayo, los investigadores inyectaron la vacuna directamente en masas cancerosas y trataron el tumor con una dosis baja de radiación y un estimulante para activar las células inmunes.

Este tratamiento mostró resultados prometedores. En muchos de los pacientes se observó una clara reducción de los tumores, y 3 pacientes mostraron remisión completa durante períodos de tiempo prolongados que iban de meses a años.

Alentados por estos resultados, los investigadores ya iniciaron ensayos clínicos para probar este novedoso enfoque en pacientes con cáncer de mama, cuello y cabeza, y se están realizando pruebas de laboratorio para tratar cáncer de hígado y ovario.

Referencia: Systemic clinical tumor regressions and potentiation of PD1 blockade with in situ vaccination. Nature Medicine, 2019. https://doi.org/10.1038/s41591-019-0410-x