A principios de este año, el fabricante de coches Tesla presentó el modo ‘Centinela’, un mecanismo de seguridad para sus coches eléctricos que utiliza una cámara de 360 grados con el objetivo de registrar daños o intentos de hurto y robo. La función llegó oficialmente en febrero pasado, sin embargo, en poco tiempo ha dado los resultados esperados.

El dueño de un Tesla Model 3 tuvo la fortuna de que el modo Centinela ubicara su coche cuando un equipo de construcción que intentó dar un giro cerca de su vehículo chocó contra él y dejó una abolladura en el panel trasero. Por fortuna, los golpes del coche activaron el modo Centinela, y el usuario recibió un mensaje de texto y posteriormente obtuvo un video de lo ocurrido a través del dispositivo USB ubicado en el coche.

El video se subió a YouTube junto a una parte de la historia, con el objetivo de advertir a los propietarios sobre la utilidad de esta función. Al confrontar a la empresa de construcción, esta negó rotundamente lo ocurrido, asegurando que no se trataba de sus trabajadores.

Sin embargo, este no es el único resultado positivo que ha ofrecido el modo Centinela a los usuarios. Un informe de ABC7 reveló que Jed Franklin, un residente de la ciudad de San Francisco, recibió un mensaje en su móvil donde decía que el modo Centinela de su Tesla se había activado.

Si tus archivos fueron cifrados por ransomware, esta app puede ayudarte

Al llegar al coche, Franklin pudo ver que la ventana estaba rota, pero el agresor tuvo que huir sin poder llevarse nada. Luego, el propietario descargó el video capturado por el modo Centinela, donde pudo ver claramente el rostro de la persona y su número de placa. Esta información fue suficiente para que la policía procediera al arresto del presunto criminal.

Este par de ejemplos son una pequeña muestra de lo valioso que puede ser esta función para los usuarios. La capacidad de hacer que la alarma se active, aunado a la notificación enviada al propietario y la grabación de un video de lo ocurrido, representa un modelo único de vigilancia para el coche. Es una de los incentivos que la compañía de Elon Musk quiere dar a sus potenciales clientes para hacerse con uno de sus coches.

Más en TekCrispy