Por primera vez en el mundo, un servicio de entrega con drones recibe la aprobación de una autoridad gubernamental para volar sobre una ciudad. Se trata de Project Wing, la empresa de drones propiedad de Alphabet, la cual ha lanzado su primer servicio público en la ciudad de Canberra, Australia.

En concreto, más de 100 hogares de las zonas de Palmerston, Franklin y Crace, se beneficiarán del servicio de entrega a domicilio, sin embargo, Project Wing planea expandir el servicio a los residentes de Gungahlin y Harrison. Durante los últimos meses, Wing ha probado la entrega de alimentos, medicamentos, bebidas y mercancías de fabricación local en Finlandia, específicamente en Tempere, una localidad cercana a la ciudad de Helsinki.

A través de un comunicado, la compañía reveló que la autoridad aeronáutica de Australia (CASA) fue el organismo encargado de aprobar el uso público de sus drones para entregas a domicilio. Sin embargo, dicha aprobación incluye algunas restricciones, como por ejemplo, que los drones no podrán volar sobre las principales vías automovilísticas de la localidad, y solo podrán mantenerse en uso entre las 7 de la mañana y las 8 de la noche, de lunes a viernes. Los domingos, los drones podrán volar de 8 am a 8 pm.

Rusia presenta dron equipado con una escopeta para derribar drones enemigos

Los clientes en los domicilios elegibles por el programa de pruebas recibirán un instructivo sobre la forma en que deben interactuar con los drones de Project Wing. La compañía afirmó que estos drones podrían entregar un cuarto de la totalidad de pedidos a domicilio que se realicen en la zona para el año 2030.

CASA afirmó que este anuncio es inédito en el mundo, lo que quiere decir que el servicio de entrega de drones de Amazon ya no será el primero en llegar al público en general, a pesar de superar sus pruebas obligatorias en EE.UU. y el Reino Unido.

Más en TekCrispy