De acuerdo con un reporte del Korea JoongAng Daily de este lunes, el departamento policial especial para la seguridad pública de la ciudad de Seúl arrestó a los CEOs de una empresa de Bitcoin (BTC) y ventas electrónicas, así como a otras 10 personas implicadas con un esquema Ponzi.

El departamento policial aclaró que los sospechosos formaron un sitio web de compras y casa de cambio de criptomonedas “exclusivo para miembros”. Entre mayo y octubre de 2018, los acusados reclutaron a personas para que pagaran una membresía anual que ascendía entre los 330,000 wones (US$ 288) y 990,000 wones (US$ 864).

Los CEOs, que se hacían llamar Lee y Bae, lideraron una estafa que presuntamente afectó a 56,000 inversionistas surcoreanos arrebatándole alrededor de 18.7 millones de dólares. Notablemente, la policía reveló que utilizó inteligencia artificial (AI) para rastrear el esquema Ponzi en cuestión.

“Utilizando palabras clave como Ponzi, préstamos y reclutamiento de miembros, pudimos enseñarle a la inteligencia artificial los patrones de los esquemas Ponzi”, aclaró uno de los miembros del cuerpo policial en el reporte.

Como acostumbran los esquemas Ponzi, el sitio web de ventas les ofrecía recompensas a miembros que reclutaran nuevas víctimas. En este caso, las mismas oscilaban entre los US$ 52 por registro de nuevos miembros y US$ 104 si a su vez esa persona convencía a alguien más.

Por otra parte, los miembros también obtenían recompensas en una criptomoneda llamada M-coin emitida por la casa de cambio de criptomonedas asociada a la estafa. Además, Lee y Bae defraudaron a inversionistas con el token, asegurándoles que su precio ascendería de los US$ 0,17 a US$ 0,52 y obtendrían ganancias “inmediatas” por sus inversiones.

Los CEOs generaron alrededor de 18.7 millones de dólares gracias a las ventas de tokens y tarifas de membresías y escondieron la información contable de la empresa en un servidor corporativo en Japón.

Cuando empezó la investigación, movieron sus oficinas contables a predios privados, según concluyeron los cuerpos policiales.