El Bitcoin (BTC) no es tan anónimo como la mayoría de la gente piensa. Al menos, eso le debe haber quedado bien claro a un ciudadano danés que había estado utilizando al rey de las criptomonedas para propósitos ilícitos

El danés de 33 años fue sentenciado a cuatro años y tres meses de prisión tras declararse culpable de lavado de dinero a través de “Bitcoin sucio”, según reportó la policía local.

El perpetrador reconoció en la corte que había recibido largas sumas de dinero que sabía que provenía de actividad criminal. Posteriormente, cambiaba los fondos a Bitcoin y los depositaba en cuentas en el extranjero pertenecientes a sus cómplices, de acuerdo con el medio local Trijo.

Según el reporte policial, el sujeto lavó más de US$ 500,000 antes de ser aprehendido. Además, el intermediario se enfrenta a cargos de hackeo de servidores y computadores de otras personas para minar divisas digitales de forma ilegítima.

El danés fue aprehendido después de que la policía local descubriera que una de sus cuentas bancarias estaba conectada con una estafa de chantaje y extorsión, un crimen del que fungía como figura principal. Sobre esto, el comisario Troels Jul Kjærgaard declaró:

“A través de la investigación, encontramos una cuenta bancaria en un banco extranjero, donde se podían apreciar varias transferencias de Bitcoin provenientes del sujeto en cuestión”.

Es importante señalar que el grupo de investigación de criptomonedas CipherTrace reveló que se han lavado 380,000 Bitcoins sucios (unos 2.5 millardos de dólares) entre enero de 2009 y septiembre de 2018.

Sin embargo, las autoridades danesas se rehúsan a facilitarle estas prácticas a sus ciudadanos. “Tenemos las competencias y estamos dispuestos a priorizar nuestros recursos para investigar casos complejos en el internet”, agregó el comisario.

Asimismo, la policía nacional ha utilizado Bitcoin para rastrear a criminales desde hace un par de años, por lo que no será extraño conocer más reportes similares en el futuro cercano.

Escribir un comentario