Un equipo de estudiantes del Laboratorio de Biorobótica de Carnegie Mellon University (CMU) ha desarrollado un nuevo proyecto con su brazo robótico, que le permitirá a los usuarios realizar aquellos trabajos donde es necesario el uso de más de dos manos.

Un nuevo proyecto

De acuerdo con la fuente, los estudiantes de CMU han utilizado su brazo robótico en diferentes proyectos, y es que se han basado en la diversidad y en la funcionalidad que estos pudiesen aportar en algunas misiones.

Julian Whitman, un estudiante de doctorado de CMU fue el encargado de presentar este nuevo proyecto que convierte los módulos del brazo robótico en una extremidad extra portátil.

Una estructura de soporte

Whitman señala que este nuevo producto no es un exoesqueleto, sino que se trata de un brazo robótico montado en una estructura de soporte tipo mochila que brinda una ayuda extra en tareas donde necesitamos más de dos manos para operar.

Crean el primer brazo robótico controlado por la mente con implante no invasivo

El estudiante de postgrado señala que este proyecto se fundamenta en el proceso de ensamblaje automotriz, donde muchas veces es necesario que se tengan que emplear dos personas, para realizar una simple tarea como fijar algo al techo, pues una no es suficiente.

Un control por voz que podría automatizarse

En este sentido, el investigador explica que controla esta mochila con un único brazo robótico con la ayuda de un solo botón o un comando de voz.

Sin embargo, Whitman señala que esto podría modificarse en un futuro, y añadir varios brazos robóticos, tantos como pueda la persona sostenerlos.

Una modificación que podría afectar el control de los mismos y que requerirá de una automatización, debido a su complejidad.

Modificaciones futuras

Finalmente, el investigador señala que en un futuro esperan que estas armas sean más autónomas, tanto así que tengan su propia percepción y sus propios procesos de toma de decisiones.

Más en TekCrispy