Un nuevo informe de Bloomberg ha revelado que el CEO de Tesla, Elon Musk, protagonizó un altercado con uno de los ex empleados de la compañía que recientemente había presentado su renuncia. Por esta razón, la compañía realizó una investigación interna donde aparentemente no se encontró evidencia de agresión física.

Citando fuentes con información ‘directa’ del incidente, Bloomberg aseguró que un empleado había regresado a su sitio de trabajo en Tesla en septiembre luego de haber renunciado para despedirse de sus ex compañeros. Al parecer, el hombre pensaba que Musk había renunciado y por ello decidió acercarse a su antiguo trabajo, pero no esperaba era encontrarse con el ejecutivo en la compañía, quien reaccionó negativamente a su presencia.

Una de las fuentes dijo al medio que Musk impidió que el ex empleado, cuya identidad permanece en el anonimato, se llevara sus posesiones. Por si fuera poco, lo siguió desde el interior de la empresa hasta el estacionamiento, amenazando con ‘dispararle’ y agrediéndolo verbalmente.

Tesla planea lanzar servicio de taxis autónomos en 2020

En una declaración a Business Insider, un portavoz de Tesla dijo lo siguiente:

Elon dejó a un empleado en nuestro centro de entrega de Fremont el año pasado debido a las preocupaciones sobre su desempeño, sin embargo, no hubo altercado físico alguno (…) Esos informes son simplemente falsos, como lo confirmaron numerosas personas que observaron el incidente de primera mano.

Luego del informe, la junta directiva de la compañía de coches confirmó que completó una investigación sobre el altercado sin encontrar evidencia de agresiones físicas. Esta no es la primera vez que el CEO de Tesla es acusado de este tipo de conductas. En diciembre de 2018, un informe de Wired reveló que varios empleados de la compañía fueron advertidos de no pasar frente al escritorio de Musk si no querían poner en riesgo su puesto en la empresa.

Más en TekCrispy