Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, ha revelado que el tiempo que pasan los adolescentes frente a las pantallas de sus dispositivos tiene poco impacto en su salud psicológica. Los hallazgos aplican para el uso de dispositivos durante el día o justo antes de acostarse.

La investigación se basó en el análisis de uso de pantalla en más de 170 mil adolescentes de Irlanda, el Reino Unido y EE.UU., y encontró que el uso de la pantalla tiene un impacto ‘minúsculo’ en el bienestar de los adolescentes, si se compara con otras actividades de su rutina diaria. De hecho, el efecto fue lo suficientemente pequeño como para que los adolescentes tuviesen que registrar hasta 60 horas más de uso de tecnología sin sufrir consecuencias graves.

Se trata de un hallazgo importante para alimentar el creciente debate sobre el uso excesivo de los dispositivos móviles por parte de los adolescentes y su influencia negativa en la salud mental. A través de un comunicado, Amy Orben, autora principal del artículo, afirmó:

Debido a que las tecnologías están integradas en nuestras vidas sociales y profesionales, la investigación sobre el uso de pantallas digitales y sus efectos sobre el bienestar de los adolescentes está bajo un escrutinio cada vez mayor.

Por su parte, el coautor del estudio, Andrew Przybylski, afirmó que el enfoque de esta investigación pone en tela de juicio los estudios anteriores ‘poco confiables’ sobre el uso de pantallas digitales por parte de usuarios que notificaron excesivamente el abuso de la tecnología. En este sentido, el profesor agregó:

Solo un tercio de los participantes emiten juicios precisos cuando se les pregunta sobre su uso semanal de Internet (…) Los usuarios pesados ​​de internet tienden a subestimar la cantidad de tiempo que pasan en línea, mientras que los usuarios poco frecuentes informan excesivamente este comportamiento.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores combinaron datos diarios de uso de pantalla y notificaciones realizadas por los usuarios con el objetivo de obtener un registro preciso del tiempo que los miles de jóvenes pasaron utilizando la tecnología. Asimismo, aplicaron mejores métodos de investigación médica, como la preinscripción de los usuarios en el estudio, para de esta forma obtener resultados más convincentes.

Pasar tres o más horas en las redes sociales altera el ritmo de sueño de los estudiantes

Evidentemente, este estudio está relacionado con el tiempo que los adolescentes pasan frente a las pantallas, no sobre el contenido dañino que pueden observar a través de ellas. En este caso, el tiempo de uso de pantallas no es el principal motor de enfermedades mentales, pero el contenido inapropiado en línea si podría tener un impacto totalmente diferente en estos jóvenes.

Referencia: Screens, Teens, and Psychological Well-Being: Evidence From Three Time-Use-Diary Studies. Amy Orben, Andrew K. Przybylski. Psychological Science. First Published April 2, 2019. Research Article. DOI: https://doi.org/10.1177/0956797619830329

Más en TekCrispy