El condado de Missoula en el estado norteamericano de Montana adoptó nuevas regulaciones para la minería de criptomonedas, de acuerdo con un reporte de The Missoulian.

Según el artículo, la regulación se aprobó de forma unánime en aras de “proteger la salud pública, seguridad, moral y bienestar general de los residentes del condado”.

En este sentido, la nueva ley se concentra en los posibles efectos de la minería de criptomonedas en el calentamiento global y desperdicios electrónicos. Desde ahora, los mineros del condado podrán establecer sus operaciones únicamente en distritos industriales tras recibir aprobación de sus condiciones de uso.

Además, los mineros deberán certificar que todos sus desechos electrónicos serán reciclados posteriormente, y únicamente podrán utilizar energía renovable en sus operaciones.

Por último, las operaciones de minería existentes que no cumplan con las nuevas regulaciones podrán continuar, pero no obtendrán autorización para expandirse a menos que se ajusten a las nuevas exigencias, que entrarán en vigencia desde el 4 de abril de 2019 y hasta el 3 de abril de 2020.

El artículo también señala que el personal de Hyperblock, una compañía de minería del condado, utiliza tanta energía eléctrica como un tercio de todos los hogares del condado y además tiene planes de triplicar su consumo eléctrico.

La minería sustentable ha sido un área de interés para la comunidad de las criptomonedas desde algunos meses, especialmente considerando que el “invierno de las criptomonedas” y la caída estrepitosa del mercado, así como el aumento de la dificultad para generar bloques y los altos costos de energía han disminuido considerablemente las ganancias de los mineros.

Recientemente, un minero aseguró que el uso de energía solar había reducido hasta en 75% los gastos de sus operaciones de minería. Ahora, esta iniciativa no solo promete ser mucho más rentable, sino también tener un impacto ambiental mucho menos invasivo.