A solo una semana de haberse estrenado, Google disuelve su Consejo Consultivo Externo de Tecnología Avanzada de Google, la junta de ética que se encargaría de supervisar los trabajos de inteligencia artificial de la compañía de Mountain View.

De acuerdo con el medio Vox, la decisión de Google de crear un Consejo para monitorear los proyectos de inteligencia artificial y velar porque el desarrollador no salga de los estutos normales se ha echado por tierra, y según el medio, se debe a los controvertidos miembros de la junta.

Recordemos que recientemente los empleados de Google iniciaron una solicitud  destituir a uno de los miembros de la junta por su historial “anti-LGBT y anti-inmigrante”.

El Consejo Externo de Tecnología Avanzada de Google contaba con la republicana Kay Coles James, presidenta de Heritage Foundation, los empleados afirman que la participación y posición de James :”contraviene directamente los valores declarados de Google”.

La designación de James a ATEAC también socava significativamente la posición de Google sobre la ética y la imparcialidad de la IA. Los daños potenciales de la IA no se distribuyen de manera uniforme y siguen patrones históricos de discriminación y exclusión. De la IA que no reconoce a las personas trans, no oye Las voces son más femeninas y no “ven” a las mujeres de color.

Otra persona que tampoco es del agrado de los empleados de Google, es el fundador de Trumbull Unmanned, Dyan Gibbens, que generó polémica por el uso de la inteligencia artificial de Google para los militares.

Google descubre que los iPhone son ahora muy vulnerables a los hackers

Por su parte, Google afirmó en su momento que eligió a James para contar oc una “perspectiva diversa”, alegando a su experiencia en políticas públicas, así como el trabajo en torno a la “libre empresa, gobierno limitado, libertad individual y defensa nacional” en Heritage Foundation.

De acuerdo con Engadget, Google confirmó la noticia de la disolución de la junta alegando que sigue uniendo esfuerzos para que personas externas den su punto de vista en relación a los proyectos de inteligencia artificial de la compañía.

Afirmando lo siguiente:

ATEAC no puede funcionar como queríamos. Así que estamos terminando el consejo y volviendo a la mesa de dibujo. Continuaremos siendo responsables en nuestro trabajo en los asuntos importantes que AI plantea, y encontrará diferentes maneras de obtener opiniones externas sobre estos temas.

Aunque parece incomprensible que se solicite la destitución de una persona por sus convicciones o seguir principios conservadores, a los empleados les parece importante, principalmente en el campo de la inteligencia artificial, pues las principales fallas que presentan estos sistemas es su poca precisión a la hora de señalar personas por su color de piel, transgénero e inmigrantes.

Más en TekCrispy