El Tesla Model 3 cuenta con 8 cámaras en su exterior que tienen la finalidad de ayudar al conductor durante el camino y optimizar las funciones de seguridad del coche, sin embargo, existe una misteriosa cámara en el interior del vehículo que parece no tener ninguna función.

Ahora, el CEO de Tesla, Elon Musk, ha revelado que esta cámara podría ser de gran utilidad para los usuarios en caso de que los planes de la compañía para un servicio de taxis autónomos algún día se hagan realidad. Respondiendo una pregunta de un seguidor de su cuenta de Twitter, Musk afirmó que la cámara que se ubica en el espejo retrovisor está allí para hacer seguimiento de los posibles pasajeros y ofrecer evidencia en caso de que este ocasione daños al coche.

El ejecutivo agregó que estas cámaras también pueden ver por las ventanas del coche para ofrecer datos adicionales sobre otras funciones. Algunos usuarios se han atrevido a especular sobre la posibilidad de que la cámara se utilice para vigilar al conductor y asegurarse de que se mantiene atento a la vía cuando el modo de piloto automático semiautónomo está activo. Sin embargo, Musk negó esa posibilidad, señalando que los usuarios tendrán la opción de inhabilitar la cámara.

Tesla reducirá la cantidad de miembros de su junta directiva

Recientemente, CNBC publicó un informe donde detalló que una gran cantidad de datos e imágenes se almacenan sin cifrar en el sistema del Tesla Model 3, e incluso esta información puede ser robada tras un accidente si el propietario no la elimina antes.

La cámara en el espejo retrovisor interno no está disponible para las versiones actuales del Model S o el Model X de la compañía. Musk finalizó su intervención en Twitter asegurando que el próximo 22 de abril ofrecerá más información sobre este esquema de conducción y la tecnología detrás de él.

Más en TekCrispy