El Bitfury Group y Longenesis se unieron para lanzar un sistema de manejo de información basado en tecnología blockchain para la industria de la salud, de acuerdo con una nota de prensa enviada a los medios de comunicación.

Según dicha nota, este nuevo producto está orientado a problemas como el manejo del consentimiento de los usuarios para las investigaciones médicas, cumplimiento con las Regulaciones Generales de Protección de Información (GDPR, por sus siglas en inglés) y la Ley de Confiabilidad y Portabilidad de Seguros Médicos (HIPAA, por sus siglas en inglés), así como la coordinación de la recolección de información para investigaciones médicas.

Una vez recolectada, cada actualización de información se registra en la blockchain de ExonumTM para una auditoría posterior. En este sentido, la solución puede utilizarse como un sistema de manejo de información o como una adición a los sistemas existentes. Sobre esto, Alex Zhavoronkov, CEO de Insilico Medicine, Inc., declaró:

“Aunque las regulaciones varían entre cada país, las organizaciones de investigación deberían trabajar para desplegar sistemas de manejo de contenido que protejan a los propietarios de la información mejor que cualquier otra regulación. Al mismo tiempo, los procedimientos de consentimiento deben ser rápidos, efectivos en términos de costos, parsimoniosos y universales para asegurarnos de que los pacientes estén completamente protegidos y educados”.

En febrero, Bitfury ya se había aliado con el Medical Diagnostic Web (MDW) para crear un ecosistema blockchain para la industria de la medicina. Dentro de su colaboración, Bitfury, MDW y Longenesis aspiran a desarrollar una plataforma para mantener, compartir y asegurar información de diagnósticos médicos.

Esta no es la primera oportunidad en la que la tecnología blockchain es considerada para el mundo de la medicina. Previamente, académicos de la Universidad de California, San Francisco, propusieron un método para compartir información utilizando un sistema basado en blockchain.

Dicho sistema aspira a mejorar la rastreabilidad e inalterabilidad de la información clínica y hacerla más confiable. Adicionalmente, también aspira a desarrollar métodos avanzados para el reporte de eventos desfavorables durante investigaciones y mejorar el manejo de registros médicos.