El atractivo facial es un rasgo humano complejo de gran interés en la sociología, la psicología y los campos relacionados debido a su profunda influencia en el comportamiento humano.

Aunque existe variabilidad entre los individuos y las culturas, se ha sugerido que las personas de todo el mundo utilizan algunas señales comúnmente aceptadas para juzgar la belleza facial.

Calificando el rasgo

Como rasgo que está bien integrado en la vida diaria de las personas, no sorprende que el atractivo facial influya en una variedad de resultados sociológicos.

Estudios han sugerido que el atractivo facial está asociado con éxito profesional, el rendimiento académico y la movilidad económica, y del mismo modo, afecta las adaptaciones psicológicas humanas y sirve como una importante influencia de la preferencia de pareja y el éxito reproductivo.

El estudio encontró una serie de genes que se correlacionaban con el atractivo, tanto en hombres como mujeres.

De acuerdo a una investigación realizada por científicos de la Universidad de Wisconsin, existen claves genéticas que influyen en la determinación de la belleza del rostro de una persona.

Buscar la genética detrás de un rasgo subjetivo como la belleza es un juego peligroso, pero el equipo de investigadores estaba dispuesto a intentarlo. Pera ello, recurrió al Estudio Longitudinal de Wisconsin, una base de datos de información genética, y fotos del anuario de la escuela secundaria de estudiantes del último año que se graduaron en 1957.

Para ver si había diferencias entre las opiniones subjetivas del atractivo facial y el material genético, los autores reclutaron a un grupo de 80 voluntarios de género mixto para calificar el atractivo facial de 4.383 personas.

Los investigadores cruzaron estas valoraciones con la información genética, y encontraron que había una “arquitectura” que parecía estar relacionada con la puntuación alta o baja de una persona.

Correlación genética

Es crucial tener en cuenta que no existe un único gen que codifique el “atractivo”, ya que es un fenómeno social, no un rasgo biológico. No obstante, el equipo encontró una serie de genes que se correlacionaban con las puntuaciones de atractivo asignadas a cada individuo.

Por ejemplo, basándose en las calificaciones de hombres de fotos de mujeres, los investigadores observaron que había un área del genoma que parecía contener genes vinculados a altas calificaciones de atractivo.

El atractivo facial es un rasgo que influye en la preferencia de pareja y el éxito reproductivo.

Algunos genes femeninos que se correlacionaron fuertemente con las puntuaciones de atractivo también se asociaron con el índice de masa corporal (IMC). Específicamente, se observaron fuertes correlaciones negativas, lo que significa que la presencia de genes asociados con un aumento del IMC se asoció con puntuaciones de atractivo más bajas.

Cuando las mujeres vieron las fotos, el equipo notó que había otra área del genoma que se correlacionaba con sus calificaciones. Las valoraciones de atractivo masculino parecían estar fuertemente influenciadas por los genes asociados con los niveles de colesterol en la sangre, que según los autores, se sabe que están involucrados en la síntesis de la testosterona.

Los resultados de este estudio proporcionan nuevos conocimientos sobre los factores genéticos que subyacen en el atractivo facial, y destaca las complejas relaciones entre la belleza y otros rasgos humanos.

Referencia: Genome-wide association study reveals sex-specific genetic architecture of facial attractiveness. Plos Genetics, 2019. https://doi.org/10.1371/journal.pgen.1007973