Los bancos británicos Barclays y el Royal Bank of Scotland (RBS) se unieron a una prueba de coordinación de compras de bienes raíces utilizando la tecnología blockchain de R3, de acuerdo con un reporte de Bloomberg.

La prueba, que involucró a un total de 40 participantes, utilizó una herramienta de Instant Property Network (IPN), una startup que utiliza Corda, la plataforma blockchain del consorcio R3.

El uso de la tecnología blockchain en el mercado mundial de los bienes raíces podría resultar en ahorros de hasta 160 millardos de dólares, declaró IPN en la publicación, lo que ayudó a los bancos a dejar el escepticismo de lado:

“Estamos casi al final del ciclo de la moda de la tecnología blockchain y aún no habíamos encontrado una gran solución para la tecnología de contabilidad distribuida hasta ahora”, había declarado Dan Salmons, director de innovación hipotecaria en RBS, agregando:

“La propiedad es una industria madura para esto, pues podrían hacer que un proceso complejo y difícil para los clientes se vuelva mucho más barato y transparente”.

Barclays, por otra parte, también alabó el potencial de esta tecnología para simplificar el proceso de compra de bienes raíces para los clientes. Sobre esto, John Stecher, jefe de innovación en la oficina de Nueva York del banco, declaró:

“Cuando una persona quiere comprar una casa, el proceso incluye un montón de distintas interacciones con varios negocios y entidades gubernamentales que puede ser incómodo y muy tedioso”.

Asimismo, vale la pena señalar que la tecnología blockchain y el mundo de las bienes raíces ya han caminado de la mano en ocasiones previas.

A fines del mes pasado, por ejemplo, el gigante de bienes raíces Elmaar reveló sus planes para  lanzar su propio token de criptomonedas e incluso conducir un Initial Coin Offering (ICO) para esto.

Además, Binance organizó “la primera subasta en vivo de propiedades utilizando criptomonedas”, en la que sus clientes podían comprar una mansión utilizando Bitcoin (BTC) o Binance Coin (BNB).